Empiezan los preparativos para el futuro Air Force One B747-8I

Tras la luz verde recibida por el Congreso de los EEUU, el primero de los dos futuros Air Force One ha volado a Texas para que puedan empezar los trabajos necesarios.
Foto del N894BA en 2016: Woodys Aeroimages
El primero de lo dos actuales Boeing B747-200 que se usan como avión de transporte VIP en la Fuerza Aérea de los EEUU (USAF), fué entregado en 1990 y aunque su mantenimiento es exhaustivo, están cerca de cumplir 30 años de servicios a los presidentes de Estados Unidos.

Los conocidos como "Air Force One", sólo se denominan así cuando el presidente de los Estados Unidos va a bordo de uno de ellos. EL resto del tiempo, cuando hacen misiones de entrenamiento tienen el indicativo de llamada SAM.

Los dos actuales B742 (denominados VC-25A) serán sustituidos por el último modelo de la familia del B747: el B747-8I, denominados como VC-25B. Las dos unidades que se convertirán en los futuros aviones presidenciales, son dos unidades ya fabricadas en 2017 por Boeing, originalmente para la aerolínea Transaero que no se llegaron a entregar debido a la quiebra de la aerolínea rusa.
Los N894BA y N895BA se encontraban preservados en el aeropuerto californiano de Victorville, en el oeste de Estados Unidos.
N894BA y N895BA en Victorville. Foto: R. Bexten

En la base aérea de Lackland, en Texas, se comenzarán inmediatamente los trabajos para modificar el avión con todo lo necesario para cumplir con los estándares de la USAF para el transporte de autoridades, desde equipamientos interiores, comunicaciones, defensa, medidas electrónicas, sala médica, etc.

El coste de un Boeing B747-8I nuevo se aproxima a los 400 millones de dólares, aunque el coste del programa de reconversión ascenderá hasta los 4.680 millones de dólares para ambas aeronaves. Si incluimos todo lo necesario para la operación de estas aeronaves como, nuevos hangares y equipos necesarios debido al mayor tamaño de las aeronaves, el coste inicial, antes de entrar en servicio con la USAF, asciende hasta los 5.300 millones de dólares.

Comentarios