Informe preliminar del accidente del B737 MAX8 de Ethiopian Airlines

Ethiopian Airlines ha hecho público el informe preliminar del accidente del ET302 del pasado 10 de marzo, que involucró al Boeing B737 MAX8 con matríula ET-EVJ.

Ahora, la aerolínea desvela los primeros datos de este trágico accidente que viene a confirmar las sospechas de todo el mundo aeronáutico: el culpable fué el software del sistema MCAS. Dagmawit Moges, el ministro de trasnsporte etíope, ha declarado que los pilotos de la aerolínea  Ethiopian Airlines, no fueron capaces de controlar el avión aún a pesar de haber seguido al pie de la letra, repetidas veces, la lista de prodecimientos diseñada por el fabricante norteamericano y la FAA. Aún a pesar de los esfuerzos de la tripulación el sistema del avión mantenía el morro del mismo abajo y no respondía a las órdenes de los pilotos.

La autoridad de la aviación civil etíope, ha centrado las claves de la investigación y el suceso en 4 puntos básicos.

  1. La aeronavegabilidad de la aeronave estaba certificada
  2. La tripulación estaba capacitada para volar el avión y siguieron los procedimientos de Boeing
  3. El despegue fué normal
  4. La tripulación siguió todos los procedimientos pero fueron incapaces de controlar el avión
La FAA emitió una directiva en noviembre, después del accidente de Lion Air que advertía del erróneo funcionamiento del sistema MCAS añadido a unos simples procedimientos de Boeing en una circular que emitió tras el accidente.

Los modelos MAX de Boeing se encuentran parados, prohibidos en todo el mundo, a raíz del accidente. Únicamente Boeing puede hacer vuelos de prueba con esos modelos y las aerolíneas están aturoziadas a llevar los aviones allí donde consideren necesarios para ser preservados a la espera de que vuelvan a entrar en servicio. 

Comentarios