Sale de la cadena de montaje el B777-9X para las pruebas de fatiga

Es algo completamente normal y parte del procedimiento estándar que cualquier avión nuevo se someta a unas pruebas especificas de fatiga de la estructura.
Foto: Paine Airport

Es una prueba básica para la certificación de cualquier avión, que consiste en someter al fuselaje del avión a una serie de pruebas muy exigentes para verificar la resistencia del fuselaje, así como determinar su vida útil o número de ciclos, es decir, el número de vuelos que puede llevar a cabo.

Unidad de prueba estructural adaptada al B779X
Foto: Paine Airport
Durante estas pruebas, el avión se presuriza muchas veces a presiones que nunca tendrá que enfrentarse en su vida operativa, para comprobar la resistencia de los diferentes elementos del fuselaje y verificar que las zonas más sensibles como los puntos de unión del fuselaje, remaches, ventanas o puertas permanecen correctamente cerradas. También se simulan los aterrizajes y despegues, la parte mas estresante para el avión. Durante estos test y, usando una serie de contrapesos, las alas se doblan por diferentes sitios para verificar su flexión y su aguante. Normalmente las alas están diseñadas para soportar más del doble del peso máximo del avión y más del doble de la máxima flexión alar a la que serán sometidas en su día a día. Por ejemplo, las alas de un B787 Dreamliner se suelen doblar unos 3.5 metros durante un despegue con el avión cargado pero, en los test, se han llegado a doblar más de 8 metros sin sufrir daños. 

Estas pruebas son necesarias para la certificación del avión y se suelen levar a cabo a la vez que los test en vuelo de las unidades de prueba. La unidad destinada para el test de fatiga no lleva instalados elementos no necesarios para la prueba como el tren de aterrizaje (lo normal es que lleve uno ya usado o uno adaptado con menos ruedas para moverse hasta el lugar de las pruebas), flaps, slats o el rudder, con el fin de evitar costes innecesarios ya que estas superficies no serán probadas. Tampoco llevan motores, aunque el pilón donde van montados si se somete a un duro estrés. Esta unidad no se aprovechará para nada más una vez concluyan las pruebas pertinentes y será reciclada. Tampoco dispone de un número de serie, ya que no forma parte de la producción oficial del avión. 


Comentarios