Desvanecimiento del piloto: posible causa del accidente del F35 japonés

El pasado 9 de abril, recibíamos la noticia de que un F35 japonés, con menos de un año de edad, se había estrellado en el Océano Pacífico, sin aparentes signos de problemas técnicos.

Desde entonces, los ejércitos de los Estados Unidos y Japón (pero también Rusia y China) buscan desesperadamente los restos del F35 del que sólo se han hallado unas pequeñas piezas. La marina japonesa cree haber hallado el avión en una depresión oceánica a unos 1500m de profundidad a unos 130 km de la costa japonesa.

A falta de recuperar las cajas negras del avión, las autoridades apuntan a que la posible causa del accidente fué la desorientación del piloto, causada por un posible vértigo. Las autoridades han llegado a esta temprana posibilidad debido a que, según el testimonio de los otros 3 aviones que volaban en el ejercicio y los datos del radar, el avión no hizo ninguna maniobra extraña antes de estrellarse y, tampoco hizo ninguna maniobra para evitar el accidente, impactando con el agua a una velocidad de 683 mph (1100 km/h). También se sabe que el piloto, de 41 años, sólo tenía 60 horas de vuelo en el F35 no comunicó ningún problema previo con el avión. 

El Ministro de Defensa japonés declaró que después de este accidente, intensificará los contactos con los otros países poseedores del F35 (incluídos EEUU, Australia, Reino Unido e Italia) para diseñar un nuevo programa de entrenamiento de los pilotos en situaciones exigentes físicamente. 

Comentarios