¿Qué esperar del show aéreo de París?

El show aéreo de París es, sin duda, uno de los eventos más esperados del año y este año más que nunca pero, ¿porque?

Este ha sido uno de los años mas turbulentos en cuanto a la historia de la aviación reciente se refiere. Los problemas del B737 MAX han copado las portadas de todo el mundo casi cada semana desde su puesta en tierra, el pasado 14 de marzo. Los problemas que le surgió a Boeing desde esta decisión mundial no han sido menores. Después, la FAA ha obligado al fabricante norteamericano a hacer cambios en los B787 y, para rematar, más de 300 B737 NG y MAX presentan problemas en los carriles de los slats de las alas. Ahora, además, está en el aire el primer vuelo del B777X.

Airbus no ha sido para menos y también ha tenido lo suyo. Ha perdido varios pedidos importantes, incluídos los que iban a alargar la producción del A380 más allá de 2025 y que ahora será finalizada en 2021 con apenas 14 unidades pendientes por fabricar. Además, el A330-800 NEO no termina de despegar y solamente tiene 10 pedidos: 8 de Kuwait Airways y 2 de Uganda. 

Airbus:
El fabricante europeo tiene su principal baza en el A321 en todas sus versiones. Un avión muy eficiente y con gran capacidad que han sabido vender muy bien antes de una hipotética salida del B797. Este avión podría tener un gran número de pedidos en su versión NEO, aunque es más probable que veamos más pedidos del LR y el nuevo (y aún no lanzado oficialmente) XLR. Una de las órdenes más esperadas y más dolorosas para Boeing podría venir de American Airlines, que está estudiando este modelo para sustituir a sus viejos B757. No se eperan grandes pedidos del A350, pero si algunos destacables para el A330NEO (probablemente la versión 900) como el que quiere efectuar Virgin Atlantic con hasta 10 unidades. Además, Cebu Pacific. Philippines Airlines y Qantas están considerando comprar el A330NEo o el Boeing B787 aunque todo parece indicar, que las dos primeras se decantarán por el modelo europeo.

No está previsto que Airbus lance ningún otro modelo en esta cita, pero si podría presentar un paquete de mejoras para el A350, un paquete diseñado para competir con el B777X y que haría al avión más competitivo, con mayor alcance y mejoras aerodinámicas para reducir el consumo

Boeing:
Boeing se juega muchísimo en este certámen, más allá de los pedidos que pueda firmar o no, está la confianza de sus clientes y, sobre todo, de los pasajeros. El fabricante es consciente de que este ha sido su peor año en mucho tiempo y podría pasarle una gran factura en el futuro más inmediato, aún si consigue arreglar pronto los problemas con sus aviones. El pasado 28 de febero, se realizó el último pedido hasta la fecha del nuevo B777X, un avión que cuenta con apenas 350 unidades pedidas. El fabricante espera relanzar este modelo durante este certámen y venderlo a Korean Air y a Thai Airways y quizás, sólo quizás, consiga vender alguna unidad a Qantas. También es posible que veamos algunos pedidos para el B787, un avión que se ha vendido bien desde sus principios y que sigue dando buenos resultados a las compañías, a pesar de su accidentado comienzo. Pero, ¿veremos lo mismo para el B737 MAX? Este salón es FUN-DA-MEN-TAL para el modelo de pasillo estrecho. La confianza (y paciencia) de las aerolíneas y de los pasajeros está por los suelos y un pedido por un puñado de estos aviones podría relanzar la confianza de la industria en ellos y, sobre todo, la confianza de la propia Boeing. Este pedido podría venir de parte del mercado chino, dado que se ha anunciado que en este certámen tendría lugar un importante pedido de aviones por parte del gobierno chino para sus aerolíneas de hasta 200 aviones. Veremos se al final alguno de esos pedidos recae en el tocado MAX. 

En cuanto a lanzamientos, el más esperado sin duda es el B797 el nuevo avión llamado a sustituir al B757 y a competir con el A321, sobre todo en sus versiones de largo alcance. Veremos si finalmente Boeing presentará este modelo, cosa poco probable debido a todos los problemas que tiene con sus modelos. Quizás, el fabricante norteamericano sólo se decida a presentar el paquete de mejoras diseñado para el B777X que ofertó a Qantas para hacerse con el contrato de la aerolínea australiana.

Embraer: 
El fabricante brasileño sigue adelante con sus programas EJets de nueva generación, de los cuales espera vender hasta 50 aviones durante este show aéreo. Lo que más le urge al fabricante es conseguir un cliente de lanzamiento para su E175-E2, que aún no tiene ningún pedido y que ya se encuentra en la cadena de producción para entrar en servicio comercial en 2021.

En cuanto a los demás fabricantes, no se espera una gran presencia de COMAC o los fabricantes rusos. bombardier queda reducida solamente al sector de aviones privados dado que el programa CSeries es ahora propiedad de Airbus y el programa del CRJ se encuentra en avanzadas negociaciones con Mitsubishi Heavy Industries para su venta.

En cuanto a la principal batalla que tendrá lugar en el PAS 2019, tanto para Airbus como para Boeing es una cita de gran importancia para medir su peso actual en la industria. Si bien es cierto que ambos fabricantes están en negativo en lo que va de año con -57 aviones Airbus y -119 Boeing (a 31 de mayo). Pero analizando estos datos, el principal damnificado ha sido Boeing con la quiebra de Jet Airways y la posterior cancelación de 210 aviones. En lo que llevamos de año, Boeing ha recibido más pedidos brutos que Airbus, pero en los pedidos netos, Airbus pierde la mitad que Boeing.

Sin duda será un evento muy interesante del cual habrá que estar pendiente.

Comentarios