Un Mini Cooper eléctrico remolca un Boeing B777F de Lufthasnsa

Muchas veces hemos visto coches de calle remolcando grandes aviones comerciales para campañas publicitarias de las compañías automovilísticas. Pero, es la primera vez que vemos un reto así con un coche 100% eléctrico.

Es ya una realidad que los coches eléctricos cada día están más presentes en el día a día de la sociedad mundial, a pesar de que sus prestaciones aún no están desarrolladas al 100%. En este caso, el primer coche eléctrico de la marca británica Mini se atrevió a remolcar durante unos metros un Boeing B777F que, en vacío, pesa 144.000 kg. Con una longitud de casi 64 metros, tiene una envergadura de 65 metros y tiene un MTOW de 347.800kg pudiendo llevar 653 metros cúbicos de carga a una distancia máxima de 9000km. 

Este pequeño coche eléctrico de poco más de 1500 kg fué capaz de mover y remolcar a este gran avión con sus 184 cv empleando únicamente la energía de sus baterías de 30 kWh de capacidad. 

Comentarios