El USS George W. Bush estará fuera de servicio hasta 2021 por overhaul

El que fué hasta el 2017 el buque más moderno de la armada de los Estados Unidos, ha entrado en dique seco para pasar 48 meses en Norfolk (Virginia) mientras es sometido a un overhaul completo.

El USS George W. Bush finalizó su última misión en agosto de 2017. Fué botado el 7 de octubre de 2006 y asignado 3 años más tarde. Está previsto que su vida útil se prolongue hasta los 50 años. Fué el décimo y último portaaviones de la clase Nimitz, inaugurada con el CVN-68 de nombre Nimitz en 1972, cuando fué botado.

El CVN-77, George W. Bush, tiene una eslora (longitud) de 332.8m y una manga de 76.8. Es capaz de albergar 90 aviones y helicópteros, 5700 tripulantes y dispone de 4 catapultas para las operaciones aéreas. Gracias a sus dos motores nucleares, es capaz de permanecer en movimiento 20 años sin necesidad de repostar posee más de 260.000 cv para impulsar sus 103.000 toneladas a una velocidad sostenida de 30 nudos, 56km/h.

Durante este overhaul, se reemplanzarán y arreglarán piezas vitales y de uso cotidiano, desde los sistemas de vapor de las catapultas al recubrimiento de la cubierta. Durante la vida útil del barco, 50 años, está previsto que pase 4 veces por el dique seco para reparaciones y para que le sean implementadas hasta 12 posibles actualizaciones en materia de operatividad, defensa y medios. Eso sí, este será el más importante puesto que será la única vez que se le cambie el combustible nuclear de los motores.

Sin duda, una de las fases más críticas del mantenimiento del portaaviones, será la sustitución de sus 6 haces de 52 barras de uranio enriquecido a un 22%. Es así mismo la fase más costosa del mantenimiento que le costará a las arcas americanas cerca de los 91 millones de dólares.

Comentarios