Todas las claves del nuevo B777X

Boeing no ha podido presentar al nuevo B777X a lo grande, tal y como lo tenía previsto. Su bimotor más famoso y grande ha tenido una bienvenida muy agridulce por el reciente accidente del B737 MAX8 de Ethiopian Airlines, de hecho, sólo ha sido presentado a los trabajadores, sin ningún acto público y sin prensa. Aún así, vamos a rendirle un pequeño homenaje y ver qué es lo que lo hace tan especial.

Para empezar, nos gustaría aclarar que en este artículo hablamos de la versión 9X. Es el avión más largo del mundo con nada menos que 76.7 metros, 30 centímetros más que el Boeing B747-8, al que destrona. También es el avión comercial con los aviones de mayor diámetro del mundo. Sus motores tienen un diámetro del fan de 340cm, eso es más diámetro que la cabina de pasajeros de un B737.
Pero no será el avión más potente del mundo puesto que, sólo tendrá 105.000 libras de fuerza en cada uno de sus nuevos GE9X. Los de la anterior generación, el GE90 tenía un máximo de 115.000. los 10cm que tendrá más de diámetro le confieren un fan más silencioso y que mejora el consumo de combustible respecto a la generación previa de al menos un 10%, al que hay que sumar el ahorro de combustible por el uso de materiales compuestos y el propio diseño del avión, lo cual le han hecho ser hasta un 15% más eficiente que la generación previa del B777.
Esta nueva tecnología tiene un coste de 42.5 millones de dólares por unidad, frente a los 25 millones del GE90.
Foto: Craig Paul
El avión aumenta su MTOW (peso máximo al despegue) en 5000kg y llega hasta los 351.000kg. También han aumentado el tamaño de sus depósitos de combustible que ahora pueden albergar 198.000 litros frente a los 181.000 litros de la generación previa. Esto le confiere un alcance estándar de 14.000 kilómetros, 500 km más que el B773ER.
Foto: B777Xlovers
En cuanto a la cabina, equipa las últimas novedades tecnológicas adoptadas de su hermano menor, el B787. Cuenta con unas nuevas pantallas de vuelo, tecnología más fácil e intuitiva para los pilotos, la incorporación de HUD y pantallas táctiles. Para los pasajeros, la cabina aumenta su diámetro hasta casi los 6m, confiriendo mayor comodidad, unos techos más altos, mejor iluminación (con 130 colores) y más humedad que harán que la experiencia de vuelo sea más agradable y menos cansado al disponer de más espacio en la cabina. Las aerolíneas podrán poner hasta 10 asientos por fila en clase turista, con una anchura de 47 cm cada uno.

Las ventanas del nuevo B777X serán las más grandes instaladas en una cabina de pasajeros con un área de 1.045cm2, un 23% mayores que las del Airbus A350, su principal competidor. La presión en cabina se ha logrado bajar hasta los 1800m, lo cual influye positivamente en los pasajeros y la propia tripulación al tener unos mejores efectos sobre la salud.
Pero, por supuesto, la característica más destacable del nuevo B777X son sus alas. Incorporan la tecnología del B787 para la reducción del peso, de las turbulencias y aumentan la eficiencia del avión. Pero, lo curioso, es que las puntas de sus alas se doblan miden 71.8m desplegadas y 64.8m plegadas, es decir, cada punta alar móvil mide 3.5m de largo. Esta innovación surge de la necesidad de no tener que adaptar o limitar los aeropuertos desde los que opera por su envergadura.
Foto: Boeing
Por el momento, el Boeing B777X tiene un total de 366 pedidos, aunque Boeing aún no ha especificado cuáles son de la versión que ya está fabricada, el B777-9X o de la versión de menor tamaño, el B777-8X de la que, como pronto, veremos las primeras piezas montadas en 2023.
Lufthansa se convirtió en el primer cliente en pedir este avión con 34 unidades, aunque el cliente de lanzamiento será Emirates que ha pedido 150 unidades. El primer B777-9x volará previsiblemente antes de agosto de 2019.
La altura respecto al suelo aumenta para albergar los motores más grandes. Foto: Boeing. 
El programa B777X cuenta con dos versiones, la 8X y la 9X y con sus correspondientes versiones BBJ. Aunque Boeing no descarta hacer una versión 10X si es solicitada por el mercado para sustituir a los B747 y los A380. Esta hipotética versión podría superar los 80m de largo.

Todo esto y más lo convierten en un avión de récords, diseñado para cambiar la aviación de una manera eficiente y encimaniada al futuro que, todo parece indicar que será de los bimotores.



Comentarios