Un Fokker 100 aterriza sin ruedas en Teherán

El avión, con matrícula EP-IDG voló por primera vez en enero de 1991 y fué entregado un par de meses después a la aerolínea iraní donde lleva operando desde entonces.

El vuelo cubría la ruta entre Qeshm Island y Teherán con 24 pasajeros a bordo y 3 miembros de la tripulación. En la aproximación al aeropuerto iraní, la tripulación descubrió que no bajaban las ruedas del tren principal y que sólo estaba en verde y bloqueada la rueda del morro. Tras dos pasadas bajas sobre el aeropuerto decidieron aterrizar sin las ruedas del tren principal ante la imposibilidad de bajarlas.

Por suerte, ninguno de los ocupantes ha resultado herido, aunque el avión tiene daños considerables y probablemente no volverá a volar debido a su edad lo más seguro es que sea sustituido por aviones A320.

Comentarios