Aeropuertos curiosos: Savannah

El aeropuerto internacional de Savannah no es sólo un aeropuerto de uso mixto civil y militar de categoría internacional, es además un aeropuerto que oculta un curioso secreto en una de sus pistas.

Aeropuerto:
El aeropuerto se encuentra ubicado en el este del gran estado norteamericano de Georgia, a unos 350km del aeropuerto de Atlanta. Este aeropuerto data de 1929, cuando se inauguró por la linea aérea Eastern Air Express como parte de una escala en la ruta de Nueva York y Miami. Ahora, este aeropuerto es un aeropuerto internacional que cuenta con dos millones y medio de pasajeros anuales en más de 94.000 operaciones aéreas y 9000 toneladas de carga aérea. Aunque sus principales rutas son domésticas, siendo el aeropuerto de Atlanta el principal destino, también cuenta con algunas rutas internacionales, principalmente a Canadá y al Caribe y no cuenta con ninguna ruta transatlántica.

Es también una base militar, puesto que es el hogar del 165th Airlift Wing, compuesto por aviones de la Guardia Nacional de Georgia actualmente con aviones C130H Hércules, aunque no siempre ha sido así ya que por esta unidad han pasado numerosos modelos de aviones. 

Instalaciones:
El aeropuerto cuenta con dos pistas (y esto será de gran interés dentro de un par de líneas), una direccionada 10/28 de 2850m de largo por 46 de ancho y otra 01/19 de 2134m de largo por 46 de ancho. El aeropuerto basa un total de 122 aviones continuamente, entre los que se cuentan civiles, militares, aviación general, helicópteros y aeronaves de autoridades. 

Lo realmente curioso de este aeropuerto que, a la vista parece un aeropuerto normal y corriente y sin nada destacable, es que su pista 10/28 oculta a plena vista dos rectángulos de cemento que no son, ni más ni menos, que las tumbas de Catherine y Richard Dotson. 

La historia se remonta a 1877 cuando la señora Dotson falleció y recibió sepultura en su granja de Savannah, igual que su marido Richard, fallecido en 1894, algo totalmente común para las grandes familias de la época. Como ya hemos indicado, el aeropuerto se inauguró en 1929 al lado de la propiedad de los Dotson y, aunque en un principio sólo eran colindantes, la inminente llegada de la Segunda Guerra Mundial hizo que el ejército tuviera que ampliar las instalaciones del, por aquel entonces Aeropuerto Municipal de Savannah, por la propiedad de los Dotson. En un principio no hubo ningún problema y los herederos de Catherine y Richard, por entonces propietarios de los terrenos, acordaron en 1934 permitir al ejército ampliar las instalaciones por encima del cementerio familiar, siempre y cuando la institución se hiciera cargo del traslado de los casi 100 nichos con los que contaba el cementerio familiar, que inauguraron Catherine y Richard. Eso si, los herederos no querían que el matrimonio fuera trasladado y, para evitar llegar a juicio, el ejército llego a un curioso acuerdo con los herederos para preservar las sepulturas de Catherine y Richard.

La solución no fué otra que incluir los nichos en la propia pista 10/28, cubriendo las lápidas con cemento y asfaltando alrededor. Las autoridades aeroportuarias de los Estados Unidos aceptaron certificar el aeropuerto para operaciones militares y comerciales al cumplir todas las normativas vigentes y al no crear peligro las dos tumbas de la pista. A día de hoy, el aeropuerto opera de manera normal y sin ningún tipo de problema, aunque los pasajeros que vuelan ahí por primera vez pueden ver estos dos rectángulos desde la ventanilla del avión y quizás se extrañen al descubrir la historia que hay detrás.

Aunque pueda parecer extraño y, en un principio así es, no es el único caso. Dentro de poco os ofreceremos otro artículo sobre un aeropuerto cercano de similares características con otra curiosidad como esta. 

Comentarios