Trasladado el segundo B747-8I para la USAF

El pasado 28 de marzo os informábamos de que el primer Boeing B747-8I para la USAF había salido de Victorville camino de Texas para su reconversión a avión para el transporte VIP de la USAF.

Ayer, salió la segunda unidad. Se trata también de un Boeing B747-8I fabricado, en un principio, para la aerolínea rusa de bajo coste Transaero que finalmente no los recibió debido a que quebró antes. Al igual que la primera unidad que se encuentra desde hace dos meses en Texas, esta unidad también será modificada en la base aérea de Kelly Field en San Antonio, Texas. 
Esta segunda unidad tiene la matrícula N895BA y el número de serie 42417 con una antigüedad de 3 años, aunque apenas tiene ciclos de vuelo puesto que el avión realizó sólo los vuelos de prueba antes de ser trasladado desde Seattle a Victorville antes de ser preservado.
Los trabajos para adecuar las aeronaves a las necesidades de la USAF para el transporte presidencial, durarán aproximadamente 5 años, ya que se espera que los aviones entren en funcionamiento a finales del año 2024 cuando tendrán casi una década. Serán dotados, no sólo con un interior personalizado para dar servicio al presidente de los EEUU, sino también con un quirófano, una sala de comunicaciones, una sala de reuniones, el despacho presidencial, la zona para asesores y el gabinete de apoyo al presidente así como las últimas tecnologías en comunicación de alta velocidad, y defensa electrónica.

El coste por unidad asciende a 400 millones de dólares, aunque el programa de reconversión ascenderá a los 5300 millones de dólares para ambas aeronaves antes de que puedan entrar en servicio. 

Comentarios