Una lechuza en el motor de un Boeing B737

La aviación es un sector que comparte medio con muchos otros seres, la natualeza está plenamente presente en la aviación y eso debieron pensar los pilotos de un Boeing B737 hoy.
El curioso acontecimiento se dió lugar esta mañana en el aeropuerto australiano de Sydney cuando un Boeing B737-800 de Virgin Australia se disponía a finalizar el embarque de los pasajeros previo al despegue del vuelo. Como es norma de obligado cumplimiento, uno de los pilotos bajó a la rampa para hacer la inspección visual prevuelo por fuera del avión. Su mayor sorpresa fué cuando inspeccionó los álabes del motor número 1 se encontró a una lechuza durmiendo.

Aunque el animal no pareció percartarse de la presencia del piloto, en un primer momento, si que reaccionó cuando agentes de fauna y flora de la sección de aduanas del aeropuerto australiano se acercaron a la aeronave para rescatar al pájaro. Tras hacerse con él, fué inspeccionado y tras comprobar que era un ave autóctona y que se encontraba en buen estado de salud, fué soltado de vuelta en la naturaleza aunque, eso si, lejos del aeropuerto. 


Fotos: Virgin Australia 


Comentarios