Air New Zealand ya ha elegido sustituto para sus B777-200ER. Y el ganador es...

Hace apenas dos días, como os contábamos en este artículo, Air New Zealand comunicaba que había elegido a Boeing para sustituir sus viejos B777-200, pero que no anunciaría el modelo ganador hasta el lunes, para tenernos en ascuas.

Pues, la aerolínea ya ha hecho público que el pedido ha sido efectuado por 8 B787-10, la versión de más capacidad del Dreamliner, más otras 20 opciones de compra. Parece ser que al final la decisión ha estado basada en la compatibilidad de este modelo con su flota de 13 B787-9 (más uno pendiente de recibir), dado que los cambios para las tripulaciones de un modelo a otro son mínimos. La aerolínea ha sacrificado así alcance por espacio, ya que el Boeing B787-10 puede llevar hasta 330 pasajeros en una configuración típica de 3 clases, mientras que el B787-9 puede llevar de 275 a 302, lo que se traduce en que el Boeing B787-10 ofrece un 15% más de espacio para clientes así como carga. 

Respecto a las prestaciones comparadas con el Boeing B777-200ER, el nuevo B787-10 ofrecerá un muy considerable ahorro de más del 25% en combustible en las mismas rutas, ofreciendo la misma capacidad de carga, además de otras ventajas para los pasajeros y la tripulación como la nueva tecnología a bordo, nueva iluminación, sistemas de entretenimiento y nuevo sistema de presurización en cabina que reduce la fatiga.

La primera unidad está previsto que entre a la flota de Air New Zealand a finales del año 2022 y que hasta 2027 sean entregadas todas las unidades. El contrato está valorado en 2.700 millones de dólares y la aerolínea tendrá facildiades para cambiar entre el B787-9 y el B787-10 según las necesidades.

Comentarios