Incendio en el tren derecho de un B737 de Turkish Airlines

El avión había operado el vuelo TK1412 desde Constantine, en Argelia, hasta el aeropuerto de Estambul. Fué entonces, cuando se dirigía a la terminal, cuando los operarios de rampa se dieron cuenta del incendio en el tren derecho. El avión es un Boeing B737-800NG con matrícula TC-JHZ fué entregado el 24 de febrero de 2014 a la aerolínea turca, directamente desde la fábrica de Boeing en Renton. 

No es un fenómeno excesivamente extraño aunque no deja de ser peligroso. Durante un aterrizaje típico, los frenos de un avión pueden alcanzar fácilmente los 700 grados centígrados, que aumenta sensíblemente según los vuelos del día van transcurriendo. Frenar un avión requiere mucha energía que se transforma en calor, esta energía es en parte proporcionada por los frenos del mismo y, como resultado del frenado, se produce una gran fricción que genera muchísimo calor. Durante el rodaje, los frenos tienden como es normal, a enfriarse. No obstante, una vez que el avión ha parado en su posición de aparcamiento asignada, los frenos pueden estar aún fácilmente a cerca de 300 grados.

Gráfico de IATA sobre las temperaturas medias de
los frenos durante las distitntas fases del vuelo
Los incendios en las ruedas se producen principalmente por suciedad, aceite o grasa que cae sobre los discos, extendiéndose fácilmente al neumático del avión. Por suerte, los equipos de emergencia aeroportuarios suelen llegar muy pronto al lugar del suceso, como ha ocurrido esta vez, extinguiendo las llamas. Los pasajeros fueron desembarcados a salvo pero el siguiente vuelo del avión ha tenido que ser cancelado, declarándose AOG hasta la reparación de los daños causados. 

Autor del video: desconocido


Comentarios