La fuerza aérea suiza está seleccionando cazas para sustituir los F/A-18 Hornet

El ejército suizo es consciente de que sus aviones están llegando al final de sus vidas operativas. Los F5 no son rival para un caza actual y los F18 Hornet acabarán sus ciclos de vuelo en 2023, por eso han iniciado un programa de renovación de aeronaves denominado como Air2030 con el fin de elegir el mejor candidato para sustituir su actual flota.


El proyecto, ya aprobado, cuenta con una partida de algo más de siete mil millones de euros y a la llamada de propuestas del ejército suizo han acudido cinco candidatos. Desde abril y hasta julio, los aviones serán sometidos a una serie de pruebas, en tierra y en vuelo, en la base aérea de Payerne para determinar que avión se ajusta mejor a las necesidades el ejército suizo. 

Los primeros en llegar, han sido dos F/A-18 Super Hornet de los Marines, apoyados por un KC-10 tanquero de Omega Air International que les ha dado soporte durante el viaje. Se trata de un modelo relativamente nuevo y, si resulta elegido, la Fuerza Aérea Suiza sería la primera en operarlo en Europa ya que en el viejo continente es un modelo muy desconocido a pesar de que muchos países, incluída Suiza, operan el F/A-18 Hornet. 

En las próximas semanas y meses, llegarán a la base de Payerne Eurofighters ofrecidos por Alemania y Airbus, el Rafale ofrecido por Dassault y Francia, el Grippen E ofrecido por Saab y Suecia y el F-35A, ofrecido por Lockheed - Martin y los Estados Unidos. Además de proveer los aviones, los candidatos deben suministrar los sistemas de armamento así como el mantenimiento de las aeronaves y todo lo necesario. 

Fotos: Fuerza Aérea Suiza

Comentarios