Se han cumplido 40 años del accidente que dejó en tierra al DC-10

Ahora, que el caso del B737MAX está tan de actualidad, conviene recordar que no ha sido el único caso de un avión nuevo que tuvo que ser dejado en tierra hasta resolver algún problema de diseño o calidad. En este artículo os hemos dado 3 ejemplos, pero nos faltó uno de los más sonados: el DC-10.

Avión que operaba el vuelo AA191
A mediados de los años 60, nació la necesidad de buscar un sustituto al DC-8. Así nació a finales de los 60 el DC-10, un trimotor de fuselaje ancho que despegó por primera vez en 1970. Este avión, que fué pedido por varias aerolíneas, tenía un problema en la puerta de carga, aunque a poca gente parecía importar, incluída la FAA que después de que, en 1972, la puerta de carga trasera de un DC-10 de American Airlines saliera volando, emitió una recomendación de reparación de la puerta de carga, la cual no era obligatoria. 

Dos años después, en 1974 y tras no haber introducido ningún cambio en las puertas de carga, un DC-10 de Turkish Airlines despegó del aeropuerto de Orly, en Francia, con destino Heathrow. El accidente fué prácticamente calcado al ocurrido dos años antes, aunque por desgracia en esta ocasión el avión no pudo realizar un aterrizaje de emergencia y se acabó estrellando en un bosque cercano. falleciendo las 346 personas que iban a bordo del avión. 

Los aviones fueron puestos en tierra depués de este accidente hasta revisar las compuertas que fueron sustituidas por unas nuevas. Tras esta costosa reparación para las aerolíneas y el fabricante, el avión volvió al servicio comercial y aunque siguió dando algunos problemas menores, nada fué más allá y las operaciones diarias se convirtieron en rutina, en un avión que se siguió pidiendo y entregando.

DC-10 de FedEx. Foto: TVL1970
En 1979, el vuelo American Airlines 191 se disponía a despegar del aeropuerto de Chicago O'Hare cuando, de repente, el motor número uno se soltó del ala, golpeando el borde de ataque del mismo e inutilizando parte de los sistemas del avión así como el circuito hidráulico. Por desgracia, la tripulación no pudo recuperar el control del avión que acabó entrando en pérdida y acabó cayendo a tierra, matando a las 271 personas que iban a bordo y a dos personas en tierra. Tres días después de este accidente, se ordenó la puesta en tierra e inmediata reparación de todas las puertas de carga de los DC-10 que había en servicio., unas 360 unidades entre civiles y los KC-10 de la USAF. El avión permaneció en tierra 6 meses, a pesar de las protestas de McDonnell Douglas que tuvo que revisar todas las unidades que había entregado hasta el momento. 

Durante esos 6 meses, se descubrió que realmente el problema no fué del fabricante, sino de la aerolínea que seguía un proceso de mantenimiento erróneo para ahorrar tiempo en la sustitución de los motores que, en vez de bajar primero el motor y luego el pilar, bajaban directamente el pilar con el motor aún sujeto. Esto provocaba que, al volver a montar el motor, el ala quedaba dañada y esto provocó que los materiales acabaron cediendo debido al estrés. 

La FAA obligó a McDonnell Douglas a hacer una serie de cambios en el diseño de los circuitos hidráulicos que iban por el borde de ataque, justo detrás de los slats y también que los materiales tuvieran más tolerancia a la hora de apretar los tornillos que sujetaban el motor y el pilón. 

A finales de 1979 el avión volvió al servicio comercial después de obtener la certificación pertinente de la FAA y las más de 360 unidades volvieron al servicio, hasta el año 2014, que fué retirada la última unidad civil de pasajeros
, perteneciente a Biman Bangladesh Airlines. Este modelo sigue volando actualmente en su variante militar, denominada como KC-10, en varias fuerzas aéreas del mundo, aunque se espera su sustitución pronta por los Boeing KC-45 y los Airbus A330-MRTT. También vuelan en aerolíneas cargueras, como es el caso de FedEx que posee más de 80 unidades aunque también tiene versiones clásicas, denominadas DC-10, también tiene unidades modernizadas denominadas como MD-10.

Comentarios