25 años del primer accidente de un A330

El 30 de junio de 1994 se producía el primer accidente fatal de un A330 de Airbus, fué durante un vuelo de prueba que, en un principio, iba a ser rutinario. 

El avión pertenecía a Thai Airways como compensación de otra unidad que había sufrido graves daños durante unas pruebas a manos de Airbus. El avión, equipado con dos motores Pratt & Whitney PW4164, realizaría unas pruebas para Airbus tras lo cual sería entregado a la aerolínea tailandesa. En ese momento, este aparato tenía 259 días de antigüedad, siendo el CN042 con 360 horas de vuelo totales. La aeronave llevaba la matrícula de pruebas F-WWKH, que sigue utilizándose hoy en día. 

Foto: Werner F. 
Las pruebas a llevar a cabo ese día servirían para certificar el piloto automático en la categoría III y consistirían en una serie de despegues y go arounds donde se simularía un fallo de motor y pérdida del circuito hidráulico azul. En ese momento entraría en acción el piloto automático para controlar la aeronave en distintas configuraciones y con distintos centros de gravedad, dado que el avión iba equipado con tanques auxiliares de agua que permitían cambiar la configuración del peso de la aeronave. 

La aeronave aterrizó por la pista 15L del aeropuerto de Toulouse Blagnac, donde el fabricante europeo tiene su base más importante. El avión, realizó un giro de 180 grados al final de la pista para despegar por la pista 33R y continuar con los test, esta vez, con el centro de gravedad movido a la parte trasera de la aeronave. Al parecer, el primer oficial se encargó del despegue y la potencia del avión estaba ajustada en TOGA (Take Off Go Around) en vez de la potencia de despegue habitual, por lo que la aeronave despegó más tarde de lo planeado en un principio. Nada más irse al aire, el comandante apagó uno de los motores y el circuito hidráulico, por lo que el avión pasó de 12 grados de inclinación a 18. En los segundos posteriores hubo tres intentos de activar el piloto automático, sin éxito. En el cuarto intento, el piloto se hizo cargo del control de la aeronave pero esta ya volaba a 100 nudos, por lo que se volvió incontrolable. Por tanto y, para contrarrestar la asimetría del empuje debido a que sólo funcionaba un motor, la tripulación redujo la potencia del motor que estaba en funcionamiento, haciendo que la aeronave perdiera aún más potencia y cayera, estrellándose contra el suelo. Los 3 miembros de la tripulación y las 4 personas invitadas al vuelo fallecieron y la aeronave quedó completamente destruída. 

La investigación oficial dictaminó como causa principal del accidente la falta de comunicación entre ambos pilotos a cargo de la aeronave, así como la mala realización de varios procesos de verificación de la configuración de la aeronave. Además, los investigadores sugirieron a Airbus introducir un modo de certificación de la altitud en el sistema del piloto automático del A330. 

Comentarios