Airbus salva al A400M negociando una modificación de contrato con la OCCAR

El programa iniciado en 2003 en busca de un un avión europeo de transporte militar pesado, ya estuvo a punto de quebrar en 2010 debido a los sobrecostes y retrasos cuando se salvó gracias a un rescate de 3500 millones de euros de los 7 países principales que lo conforman: Alemania, Francia, Reino Unido, España, Turquía, Luxemburgo y Bélgica.

El acuerdo que ha sido alcanzado y hecho público ayer, 14 de junio, da por cerrados dos años de negociaciones entre la OCCAR (organismo creado para agrupar y velar por los intereses de los 7 países participantes) y Airbus Defence and Space. 

El acuerdo se basa en varios aspectos clave, pero el principal de ellos es la prolongación del periodo de fabricación y entregas hasta 2030. En este punto se unen los retrasos ya acumulados en el programa A400M en las entregas de los aviones a los diferentes países y, a cambio y como compensación por estos retrasos, Airbus dará soporte tanto a los aviones ya entregados como a los pendientes por entregar. Este soporte se basa en productos y servicios para las operaciones de las aeronaves.

Airbus, también se compromete a facilitar una información muy detallada tanto a los nuevos clientes que operarán por primera vez el avión como a los ya existentes para que puedan poner en activo la aeronave en la mayor brevedad posible y con el mayor porcentaje de funcionamiento existente, dado que el A400M sigue desarrollando aún hoy buena parte de sus avanzados sistemas. 

Por otra parte, la OCCAR en representación de los países interesados, ha acordado con Airbus implementar un nuevo sistema de de retención financiera que será revisado cuando alguna de las dos empresas así lo pida, con el único objetivo de hacer posible la finalización del desarrollo del A400M. 

Comentarios