Boeing traslada los B787 para dejar sitio para los B737 MAX

Boeing hace tiempo que se ha quedado sin sitio en sus instalaciones de Renton y Everett debido a la imposibilidad de entregar los aviones ya fabricados. 

Foto: Jennifer Schuld
Tras haber llenado el aeropuerto de Renton, donde se fabrican los B737, Boeing ha trasladado numerosas unidades a Everett, Mosess Lake y, posteriormente, a aeropuertos más lejanos como Victorville o San Antonio, en Texas. Ahora, la compañía norteamericana ha decidido empezar a trasladar a los B787 del aeropuerto de Seattle - Everett hasta Charleston, en Carolina del Sur donde también se fabrica el B787.

El motivo, es que en Charleston también hay un centro de finalización y un centro de entregas para traspasar a las aerolíneas las unidades que ya están completamente finalizadas. Dejando las mínimas unidades necesarias en Everett, el fabricante consigue más espacio para almacenar las unidades del B737 que vayan saliendo de la cadena de montaje hasta su entrega. Aunque aún se desconoce la fecha de su reentrada en servicio, todo parece indicar que esta solución será muy temporal debido a que, a un ritmo de 42 unidades al mes, los espacios disponibles estarán pronto llenos.

Comentarios