La marca Brussels finalmente no desaparecerá y Eurowings no tendrá largo radio

Los malos resultados financieros de la primera mitad del año en curso han hecho que el grupo Lufthansa se viera obligado a dar marcha atrás en sus planes para integrar a Brussels en Eurowings.

Así lo ha informado hoy el consejo de dirección del grupo, que además ha decidido dar más dividendos a los accionistas pasando del 20% al 40%. El grupo echa marcha atrás y ya no unirá las marcas Brussels y Eurowings, dado que esta última se centrará únicamente en el corto y medio radio y estandarizará su flota al Airbus A320 para reducir sus costes unitarios en hasta un 15%.

Mientras tanto, Brussels recuperará su marca y la aerolínea seguirá actuando bajo su propio AOC, centrándose en recuperar su red de corto y medio radio bajo su propia aerolínea pero también el largo radio. Así, los dos Airbus A330-300 ex-Lufthansa que ya habían sido pintados con los colores de Eurowings pasarán a Brussels y serán repintados en un "corto espacio de tiempo". Además, la aerolínea reforzará su presencia dentro de la red de conexiones del grupo Lufthansa para afianzar su posición. 

Además, el grupo ha comunicado que prevé aumentar los ingresos de su red un 3% mientras reduce los costes entre un 1% y u 2%, lo que significa que habrá un reajuste de rutas y probablemente aperturas de nuevos destinos, aunque todo esto será aclarado en más profundidad en el tercer cuatrimestre.

Comentarios