5...4...3...2...1...Ignición! 50 años del despegue del Apolo 11

En la corta historia de la Humanidad han habido momentos que han marcado una época y, el despegue del Apolo 11 fué uno de esos momentos que la Humanidad no olvidará.

A las 13:22 UTC (10:32 hora local) el cohete Saturno V, plataforma que llevaba a bordo el módulo lunar y a su tripulación, dejaba atrás la plataforma de lanzamiento de Cabo Cañaveral, en el estado norteamericano de Florida. A bordo, el comandante de la misión Neil Amstrong, el piloto del módulo lunar Buzz Aldrin y el piloto del módulo de mando Michael Collins, iniciaban una misión cuyo objetivo era pisar el satélite de la Tierra: la Luna.

La primera fase del lanzamiento, la impulsada por el tramo S1C del cohete, duró 2 minutos y 41 segundos, durante los cuales los 5 motores F-1 consumían hasta 15 toneladas de combustible por segundo. Cuando los motores de la primera fase se desprenden, entran en acción los 5 motores J-2 de la segunda fase, que siguen impulsando al cohete a mayor altura y velocidad. A los 9 minutos y 15 segundos, estos motores de la segunda fase se apagan y se desprenden del cohete para que se pueda encender el cohete S4-B  que acabaría poniendo en órbita al Saturno V a los 11 minutos y 53 segundos. 

Parche de la misión.
El Saturno V permaneció en la órbita terrestre algo más de dos horas y media, esperando la posición idónea para comenzar su vuelo a la luna. Esta circunstancia se dió a las 2 horas y 44 minutos cuando, el motor S-4B empezó a impulsar a la nave hacia nuestro satélite. Esta aceleración duró apenas 5 minutos, dado que el resto del vuelo sería no propulsado. 35 minutos después, se inició la separación del módulo lunar,que concluyó una hora y cuarto después, a las 4 horas y 40 minutos después de haber despegado de Cabo Cañaveral. 

Tras haber dejado atrás el módulo de mando, el módulo lunar se dirigió al satélite en un vuelo que duró 96 horas y, durante el cual, el módulo tuvo que realizar algunas correcciones de rumbo con su motor con un total de 3 encendidos. 101 horas (4 días y 20 horas) después del despegue desde Cabo Cañaveral, el módulo lunar iniciando su descenso a la Luna, donde alunizaría una hora y 9 minutos después. Durante su estancia en la Luna, los dos tripulantes del módulo lunar realizaron varias misiones, incluidos los famosos paseos lunares donde, Neil Amstrong pronunció una de las frases más famosas de la historia: "Este es un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la Humanidad".

Tras casi 22 horas en la superficie lunar, el módulo despegó para acoplarse 3 horas y media más tarde de nuevo al complejo Apolo, a 110 kilómetros de la Luna. Tras dos horas en las que los astronautas traspasan a la nave principal los materiales necesarios así como los 22kg de roca lunar recogida, el módulo de ascenso se desconecta y cae sobre la superficie lunar.  

135 horas después del inicio de la misión, el módulo de mando del Apolo 11 enciende los motores para poner rumbo a la Tierra. Basta con una aceleración de 2 minutos y 30 segundos para poner el módulo rumbo a la tierra para su reentrada en la atmósfera desde 120km de altitud, punto que alcanzarían 2 días y medio después de iniciar el viaje de vuelta desde la Luna. 

Apenas 15 minutos después de la reentrada, la cápsula impactaba en el Océano Pacífico donde era recogida por un portaaviones previamente situado en las inmediaciones. Desde ese momento, los astronautas iniciarían una cuarentena de 40 días en las que estuvieron aislados del mundo exterior a expensas de saber las consecuencias que había tenido en ellos el viaje. 

Desde entonces, sólo 5 misiones más llegaron a la Luna y sólo 10 personas más caminaron sobre nuestro satélite, un lugar al que toda la humanidad espera volver algún día.

Comentarios