Air France 4590: el principio del fin del Concorde

El 25 de julio del año 2000, fué un fatídico día que empañó para siempre los 3 años de servicio impecable del Concorde, el avión supersónico por excelencia dado que, a diferencia de la inmensa mayoría de los aviones supersónicos, el Concorde era un avión comercial capaz de llevar a 100 personas a MACH 2.02


El vuelo 4590 de Air France fué un vuelo chárter fletado por una compañía alemana y realizado por la aerolínea de bandera francesa con destino a Nueva York desde el aeropuerto parisino de Charles de Gaulle. Ese día, este vuelo chárter llevaba a bordo a 100 pasajeros y 9 miembros de la tripulación que iban a bordo del F-BTSC, el séptimo Concorde fabricado entregado en mayo de 1975. 

Lugar del accidente
Todo el embarque y el rodaje transcurrieron con normalidad y el avión alineó la pista 26R del aeropuerto, listo para despegar. La tripulación aceleró la aeronave con su característica postcombustión ofrecida por los motores Rolls-Royce Olympus Snecma 593. Todo transcurrió con normalidad hasta pocos instantes después de alcanzar V1, cuando la aeronave sufrió un golpe seco que provocó un incendio y una pérdida súbita de potencia. La aeronave acabó estrellándose contra un hotel cercano al aeropuerto de Charles de Gaulle. Las 109 personas a bordo y 4 más en tierra fallecieron.

La investigación oficial llevada a cabo por la BEA francesa, concluyó que el Concorde se topó en la pista con una pieza de titanio de 43 centímetros de largo y 3 de ancho que había caído de un DC-10 de Continental Airlines que despegó pocos minutos antes. Esta pieza provocó el reventón de un neumático en varios trozos y el más grande impactó violentamente contra el ala, haciendo que saltara el tapón del depósito de combustible. Aunque aún a día de hoy no se ha logrado aclarar por qué se inició el incendio del combustible, las dos teorías más aceptadas y propuestas por la BEA son que el incendio se inició por el contacto con los motores o debido a un cortocircuito que se podría haber iniciado en los cables del tren de aterrizaje, seccionados por trozos más pequeños de neumático. 

Chapa metálica procediente del DC-10 de Continental
En ese momento, sólo funcionaban los motores 3 y 4 del Concorde y la aeronave no superaba los 200 nudos, insuficiente para que el avión pudiera ascender. Debido al intenso calor provocado por el incendio generado, el ala derecha del avión se fundió, por lo que la aeronave viró sobre sí misma cayendo sobre el hotel Hotelissimo, en Gonesse.

En 2008 se acusó formalmente a Continental Airlines por el accidente del Concorde de Air France y, en el juicio celebrado dos años después, resultó culpable y fué condenada a pagar una multa y una indemnización a la compañía francesa. Finalmente, en 2012 Continental Airlines (ahora United) fué absuelta completamente del accidente del Concorde. 

Debido a este accidente, la autoridades obligaron a Air France y British Airways a hacer cambios en el Concorde, incluyendo la instalación de kevlar en las alas para protegerlas contra los posibles impactos. Esto, unido a la crisis generada tras los atentados de 2001 y la subida del precio del combustible, precipitaron la retirada definitiva del Concorde en 2003. 


Comentarios