Boeing crea un fondo para los afectados por el B737MAX

Boeing ha anunciado este miércoles la creación de un fondo destinado a las familias de las víctimas del B737 MAX.

El anuncio no ha sido bein recibido por los abogados de las familias de los 346 fallecidos en los accidentes del vuelo 610 de LionAir y 302 de Ethiopian Airlines. Calificaron este fondo creado por Boeing de inusual y escaso y aseguraron que no cubriría las demandas que ya están interponiendo contra la compañía norteamericana. Además, como Boeing va a destinar este dinero a las comunidades afectadas por los accidentes, los abogados de la acusación aseguran que gran parte de este dinero se quedará en los bolsillos de las autoridades locales y que nunca llegará a las familias de los afectados. Además, aseguran que el fabricante norteamericano quiere inclinar así la balanza a su favor de cara a los juicios que le esperan.

No obstante, Boeing asegura que la aceptación de este dinero no supondrá la renuncia a ninguno de los derechos a prestaciones que las familias reclamarán. Este fondo, según el constructor norteamericano, tiene como objetivo ayudar a suplir los gastos comunes tales como matrículas escolares, educación o manutención y que el importe total será entregado a lo largo de los próximos años. 

Varios importantes despachos de abogados han asegurado, sin embargo, que aunque se trata de un movimiento inusual no es la primera vez que algo así pasa: otras grandes empresas han creado fondos independientes de ayuda ante grandes catástrofes antes de juicios o veredictos y con independencia de la decisión judicial. Exxon indemnizó a la comunidad local cuando el Exxon Valdez encalló en las costas de Alaska, al igual que hizo BP cuando explotó el Deepwater Horizon en el Golfo de México. Según los expertos judiciales, se trata de un cheque que la compañía envía a los afectados sin pedir nada a cambio. 

Comentarios