Graves problemas para Boeing: Erdogan quiere cancelar 30 B787

La tensión sigue en aumento entre Turquia y los Estados Unidos a raíz de la explosión de Turquía del programa F35, efectuado por el pentágono y el Congreso de los Estados Unidos hace apenas unos días.

La expulsión de Turquia del programa del F35, del cual era socio desde un principio, se debió a que Turquía ha adquirido y recepcionados el sistema de misiles S-400 ruso, en contra de las exigencias de la Casa Blanca y la OTAN que siempre han alegado que un socio no podía tener en posesión un sistema de misiles de uno de los máximos rivales de la alianza atlántica a la vez que los nuevos y modernos F35, dado que eso daría acceso cercano a los nuevos aviones a gente que "no debería estar cerca de esos aviones".

Ahora el presidente turco, Tayyip Erdogan, ha dicho en una rueda de prensa que está considerando seriamente cancelar los 30 B787 que Turkish Airlines tiene pedidos al fabricante norteamericano y de los cuales ya tiene 4 entregados. Esto sería posible dado que el estado turco es propietario en un 49% del capital de la aerolínea.

Esto sería un grave revés no sólo para Boeing, que está pasando por el peor ahí de su historia reciente (y quizás no tan reciente), sino también para Turkish Airlines que necesita esos aviones para crecer y expandir sus operaciones ahora que el nuevo aeropuerto de Estambul está finalizado. Además esto también complicaría unas futuras e hipotéticas negociaciones entre la aerolínea turca y Boeing sobre el B777X, que sería el sustituto lógico de los B777-300ER de Turkish. Además, conviene recordar que la aerolínea también tiene 11 B737 MAX8 y un MAX9 en tierra además de otras 12 unidades pedidas.

En cualquier caso, es probable que en los próximos días o como mucho semanas veamos alguna decisión en firme acerca de esta cuestión. El pedido de los 30 B787 está valorado en 11.000 millones de dólares

Comentarios