Martin-Baker: los salvavidas de la aviación

La sección más peligrosa de la aviación es sin duda, la división de aviación militar por su propia naturaleza y en ese campo en 1934 una empresa se aventuró a inventar un sistema, común hoy en día, pero que por aquel entonces era toda una novedad: el asiento eyectable.
Gloster Meteor de pruebas de Martin - Baker.

Martin-Baker fué fundada en 1934 por dos pilotos británicos de la RAF, los capitanes James Martin y Valentine Baker en Denham, Inglaterra. Originalmente la compañía nació con la intención de fabricar aviones, de los cuales hicieron 7 proyectos, 5 de ellos con éxito que llegaron a volar. Pero, a la par, empezaron a investigar sistemas de eyección de pilotos. 

MB.3 de Martin-Baker
Todo cambió radicalmente cuando el 12 de septiembre de 1942, cunado el capitán Baker falleció durante un vuelo de prueba del MB.3, uno de los aviones diseñados por la empresa para convertirse en una caza de la RAF equipado con 6 ametralladoras de 20mm y con un motor de 24 cilindros y 2000cv. Con una velocidad máxima de 668km/h y un techo de servicio de 40.000 pies tenía una autonomía de 1770km, lo cual para 1942 eran unas muy buenas características.

Asiento MK.1, primer asiento funcional de MB
A raíz de este accidente su socio, James Martin, decidió enfocar la empresa hacia la seguridad de los pilotos del avión. En 1944, el Ministerio de Aviación británico, se interesó por el proyecto de la compañía y lo apoyó. Además, le encargó diseñar un sistema de eyección adaptable a los cazas británicos del momento. Este apoyo del gobierno británico, aceleró las investigaciones y ese mismo año comenzaron las pruebas en tierra con maniquíes para averiguar si un cuerpo humano podría soportar las cargas G provenientes de la aceleración de los explosivos del asiento.

Tras algunos ajustes, en 1945 se llevó a cabo la primera prueba con un humano, que consiguió ser lanzado a una altitud de 4 metro y 40 centímetros. Durante sucesivos test, se aumentó la potencia de las cargas explosivas hasta alcanzar una altitud de 3 metros. Sólo un año y medio más tarde, se realizó la primera prueba en vuelo, desde un avión Gloster Meteor propiedad de la compañía. Se consiguió eyectar con éxito un asiento volando a 510 km/h y a una altura de 2400m. El primer asiento de producción, fué instalado en un hidroavión poco después, así el Saunders-Roe se convertía en el primer avión del mundo en llevar equipado un asiendo eyectable. Sólo tres años después de la primera prueba en vuelo, los asientos eyectables de Martin-Baker salvarían la vida a un piloto de pruebas británico, el primero de muchos. 
MK.17, último modelo de MB

Desde entonces, 17 modelos han sido desarrollados, cada uno más innovador que el anterior, y han sido instalados en más de un centenar de aviones diferentes, desde aviones de entrenamiento, aviones de reconocimiento y cazas para 93 países de todo el mundo. El último hito de Martin-Baker, ha sudo suministrar los asientos del ultra moderno caza estadounidense F-35 Lightning II, un caza de quinta generación. 

Desde su creación y, hasta el pasado 25 de julio (cuando se produjo la última eyección), Martin-Baker ha salvado 7613 vidas de pilotos que han tenido dificultades a bordo de sus aviones.

Como curiosidad añadiremos que la empresa creó en 1957 un club especial, denominado "Ejection Tie Club", reservado sólo para aquellos que se han eyectado con un asiento Martin-Baker. Los 6000 miembros inscritos tienen un pack regalo consistente en una tarjeta con su número, un pin, una corbata y un parche. Opcionalmente, también se ofrece un exclusivo reloj.

Valentine Baker (Izquierda) y James Martin (Derecha) junto a Francis Francis (inversor financiero de la compañía).

Comentarios