Multa multimillonaria histórica en el Reino Unido para British Airways

La Oficina del Comisionado de la Información británica, de la cual depende la agencia de protección de datos del Reino Unido, ha decidido imponer a British Airways una sanción histórica por el robo de datos que sufrió la compañía en 2018.

La compañía ha sido condenada a pagar 183.39 millones de libras esterlinas (230 millones de dólares o 204.64 millones de euros)  por el robo de los datos personales de 380.000 pasajeros que reservaron durante dos semanas un vuelo con British Airways. Este robo incluía información personal, direcciones, números de teléfono, datos bancarios, etc. Durante esa época, otras compañías también sufrieron ataques cibernéticos, sobre todo empresas relacionadas con la venta de entradas online. 

Aunque la ICO (por sus siglas en inglés) reconoce que la aerolínea actuó con rapidez ante el ataque informático, declara que es deber de la empresa salvaguardar los datos personales que le confían los clientes, tomando para ello las medidas que sean necesarias. 

Hasta el momento, la mayor multa impuesta en el Reino Unido relacionada con la protección de datos ha sido a Facebook, por un total de 500.000 libras esterlinas. No obstante, la ICO ha declarado que no se pueden permitir que datos personales de miles de clientes sean puestos a disposición de cualquiera, dado que son datos sensibles que bajo ningún concepto se han de hacer públicos. La multa de la ICO a la aerolínea británica supondrá el 1.5% de la facturación de la aerolínea para este año.

Comentarios