Boeing paraliza el proyecto del B777-8X

Ya lo adelantábamos el pasado 5 de junio en este artículo, cuando escuchamos los primeros rumores provenientes de Seattle sobre la posibilidad de que Boeing retrase el B777-8X, la versión de menor tamaño pero mayor alcance del nuevo bimotor.

El fabricante norteamericano está inmerso ahora mismo en dos grandes frentes en cuanto a su línea de aviones comerciales se refiere: por un lado, tiene los problemas del B737MAX que sigue en tierra y cumple este mes de agosto 5 meses parado y, por otro lado, el nuevo B777-9X no podrá efectuar su primer vuelo hasta principios del año que viene por problemas detectados en los motores GE-9X.

Así que, centrándose en esos dos grandes problemas, Boeing ha decidido quitarse quebraderos de cabeza de encima paralizando el proyecto del B777-8X de "manera indefinida". Y utilizamos comillas porque el CEO de Boeing no ha aclarado a cuanto tiempo podría estar refiriéndose con esas palabras dado que, sólo ha aclarado, que el B777-8X se acabará fabricando pero no ha confirmado cuando. 

Este nuevo avión mantiene 45 pedidos (35 por parte de Emirates y 10 de Qatar) y es capaz de volar hasta 16.170km con 384 personas a bordo lo que lo hacía el avión perfecto para presentar al proyecto Sunrise de Qantas, que busca un avión de ultra largo alcance capaz de conectar Australia con Europa y la costa este de los EEUU sin escalas. Ahora, parece que el nuevo proyecto del fabricante europeo Airbus se queda sólo en este concurso (a menos que Boeing presente alguna alternativa) ya que el A350-1000ULR podría ser presentado en las próximas semanas.  


Comentarios