Fragmentos del motor de un B787 impactan en un vecindario

Ocurrió ayer cuando un Boeing B787-8 de la compañía Norwegian despegó desde el aeropuerto de Roma Fiumicino.

Al poco de despegar y a una altura aproximada de 400 metros, el B787 sufrió un fallo de motor repentino, tras lo cual solicitó volver al aeropuerto de origen tras librarse del exceso de peso. Varias llamas a los servicios de emergencia alertaron de impactos de piezas metálicas a gran temperatura contra vehículos y tejados. Cuando las autoridades se personaron en el lugar de los hechos, pudieron comprobar que piezas del motor de entre 5 y 10 centímetros habían roto tejas y cristales de varios vehículos aparcados en la localidad de Isola Sacra.

Los 298 pasajeros del vuelo DY7115 con destino Los Angeles fueron llevados de vuelta al aeropuerto, donde el avión aterrizó con seguridad 20 minutos después. La Agencia Italiana para la Seguridad del Vuelo ya está investigando lo sucedido y no descarta que sea un fallo de los RR así como tampoco descarta un problema de mantenimiento.

Comentarios