La FAA acepta una proposición de autorización de vuelos supersónicos de un nuevo avión

La FAA, máximo organismo regulador de la aviación civil en los Estados Unidos, ha aceptado a trámite la proposición de autorización de vuelos supersónicos de prueba de un nuevo avión que sería capaz de superar MACH 1.

Esta aceptación no supone la aceptación de vuelos supersónicos en los Estados Unidos dado que eso está prohibido por ley desde principios de la década de los años 70 con dos excepciones: Nueva York y Washington. Estas dos excepciones se deben a que el Concorde podía volar ahí y, aunque no alcanzaba una velocidad supersónica en el límite de estas ciudades, si podía operar regularmente. 

Esta autorización ha sido solicitada por una empresa norteamericana, aunque aún no se ha desvelado su nombre, para desarrollar un nuevo avión civil capaz de volar a una velocidad supersónica. Esto no quiere decir que el avión esté listo, ni mucho menos. En caso de ser aceptada la proposición de autorización, el fabricante podría iniciar la construcción de la aeronave para las pruebas y, en todo caso, después solicitar una revisión de la ley de 1969 que rige los vuelos supersónicos civiles en el territorio de los EEUU.

Esto puede llevar años, dado que esta solicitud se presentó a mediados del año pasado y no ha sido hasta finales de junio de este año que se aceptó a trámite. Ahora se ha abierto un plazo que concluye el próximo 27 de agosto para presentar alegaciones en contra de esta autorización que serán analizadas hasta octubre. Si el dictamen es favorable, se abre el periodo de investigación donde se tendrán en cuenta todas las posibilidades, tanto de aprobar como de rechazar esta autorización, desde la parte medioambiental, a la parte técnica (control de tráfico aéreo de esa aeronave) y, por supuesto, la parte legislativa. 

Aunque parece muy complicado, es posible que en un futuro no muy lejano podamos ver de nuevo alguna aeronave civil volando a velocidad supersónica.

Comentarios