Qantas realizará vuelos ultra largos para el Proyecto Sunrise

La aerolínea australiana está preparando sus grandes saltos hacia Norteamérica y Europa que hará con los ganadores de la convocatoria del Proyecto Sunrise, que pueden ser el Airbus A350-1000ULR, el Boeing B777-8X o una versión ER del Boeing B787-10. 

Aunque aún faltan un par de meses para conocer al avión ganador, Qantas ya está preparando dichas rutas con algunos estudios previos para saber si hace falta adaptar algo para que los pasajeros y la propia tripulación vayan más cómodos a bordo de los aviones, sean cuales sean los que resulten ganadores. Para ello, realizará 3 vuelos de ultra largo radio para medir la incidencia que tiene sobre las personas que vayan a bordo el hecho de estar tantas horas en un avión.

El objetivo es que una nueva unidad del Boeing B787-9 que Qantas recibirá próximamente no vuele en vacío desde Seattle a Australia. La aeronave irá a Nueva York desde donde volará sin escalas hasta Sydney. Después, el avión volará de Sydney a Londres y de vuelta a Sydney. Estos vuelos se llevarán a cabo durante los próximos 3 meses y a bordo irán un máximo de 40 personas entre pasajeros (empleados de Qantas) y miembros de la tripulación. 

A bordo, les acompañarán científicos del Centro Charles Perkins perteneciente a la universidad de Sydney que monitorizarán en tiempo real todo lo que ocurra dentro de la aeronave: desde el consumo de bebidas y comida, a los hábitos de sueño, el tiempo que están los pasajeros sentados y el tiempo que están caminando y las constantes vitales de todas las personas a bordo, especialmente de la tripulación. 

Esto ayudará a saber cómo incide un vuelo tan largo en la salud y el reloj natural de una persona que se dispone a realizar un vuelo de unas 20 horas de duración y servirá para determinar la manera de operar estos vuelos cuando Qantas empiece con las rutas. 

Además esto supone un hito, dado que es la primera vez que una aerolínea vuela directamente desde Nueva York hasta Sydney y la segunda vez que una aeronave vuela desde Londres hasta Syney sin escalas. Los vuelos durarán una media de 20 horas y, si todo sale satisfactoriamente, Qantas prevé abrir rutas desde Sydney, Melbourne y Brisbane a Nueva York, Chicago y Londres.

Comentarios