Se intensifica la guerra entre Emirates y Aeromexico

Ambas aerolíneas se han enzarzado en los últimos días en un cruce de reproches y acusaciones mutuas en vista de la próxima apertura de la ruta Dubai - Barcelona - Ciudad de México el próximo mes de diciembre por parte de la aerolínea de los Emiratos. Aeromexico nunca ha estado muy cómodo con la intención de Emirates de volar a México, de hecho, la última vez que Emirates quiso volar a la Ciudad de México, Aeromexico retomó la ruta a Barcelona utilizando el B787, una ruta que había abandonado varios años antes. 

Ahora el CEO de Emirates, sir Tim Clarck, ha acusado a Emirates de iniciar una campaña de difamación en contra de la aerolínea de Dubai tal y como hiciera Delta en 2015, con poco éxito según resalta el directivo. Según Tim Clarck, Emirates tiene la autorización para volar a México sin restricciones por el acuerdo establecido entre 2012 entre los Emiratos Árabes Unidos y México de serivicos aéreos que regulaba, entre otras cosas, las rutas. En 2016, el Gobierno Mexicano ratificó estos acuerdos en un memorando de entendimiento entre el estado mexicano y los EAU, que le permitía a Emirates volar con escala en Barcelona y, con la aprobación del Ministerio de Exteriores de España, tener la Quinta Libertad en cuanto a pasajeros, es decir, vender billetes entre Barcelona y México a la ida y entre México y Barcelona a la Vuelta.

Ante estas acusaciones de difamación, Aeromexico respondió con un comunicado donde acusaba a Emirates de recibir subvenciones ilegales de los Emiratos y de no ofrecer condiciones laborales adecuadas a sus empleados, además de no contar con la autorización necesaria para volar a México y menos aún para hacerlo con escala en Barcelona utilizando la Quinta Libertad. Además Aeroméxico hace incapié en que Emirates no tiene motivos para volar desde Barcelona hasta la capital mexicana, dado que ese tramo se sirve a diario, además, de varios vuelos desde Madrid y le insta a volar directo desde Dubai sin escalas (algo complicado con la autonomía actual de los aviones de fuselaje ancho). 

Aunque nada parece que vaya a frenar la apertura de la ruta de Emirates, todo parece indicar que será una batalla larga y bastante "violenta" (verbalmente hablando) ante ambas aerolíneas. Sobre todo ahora que la Corte Suprema mexicana ha decidido no aceptar a trámite la denuncia de Aeromexico contra Emirates.

Comentarios