Boeing suspende las pruebas estáticas del B777X

Ayer el fabricante norteamericano comunicaba mediante una escueta nota de prensa que se suspendían, hasta nuevo aviso, todas las pruebas estáticas en su unidad del B777X de pruebas en tierra.

El pasado viernes, durante una de las pruebas finales a las que era sometida esta unidad, una de las puertas del mismo explotó hacia afuera cuando el avión era sometido a una prueba de estrés por alta presión en cabina. Esta prueba es parte de la certificación de la aeronave y, según los medios locales, había presentes agentes de la FAA en el momento del incidente.

Este nuevo problema se suma a los retrasos ya anunciados por los problemas en los motores GE9X, que General Electric ha descubierto durante unas pruebas y que ya está resolviendo en los motores ya construídos y aplicando en los que se construyen a partir de ahora. 

Con este nuevo retraso, parece confirmarse que el primer vuelo del nuevo avión no se producirá hasta, como pronto, el primer trimestre del año 2020, lo que seguramente provocará retrasos en las entregas a los primeros clientes. 

Comentarios