Un avión cae 8000 metros y los pasajeros se despiden de sus familias

No, el avión no ha caído. Eso es lo primero que hay que aclarar dado que estos días el titular de esta noticia se ha repetido casi hasta la saciedad por todos los medios, tanto escritos como en la televisión. Pero, primero es mejor ponerse en antecedentes.

El vuelo DL2353 del pasado día 19 de septiembre entre las ciudades norteamericanas de Atlanta, Georgia, y Fort Lauderdale, en Florida, fué operado por un Boeing B757-200 para un vuelo que no sobrepasa la hora y media de duración. 

Foto: Eric Salard
Ahora, según una publicación en Facebook y los medios de comunicación que se han hecho eco de la noticia, la aeronave cayó en picado de pronto más de 8000 metros en 7 minutos, los pasajeros estaban en pánico y se estaban despidiendo los unos de los otros pensando que el avión se iba a estrellar. Algo, completamente irreal y que, por supuesto, no pasó. 

La aeronave sufrió un problema de presurización por causas aún desconocidas pero que, por supuesto, ya se encuentran bajo investigación oficial. En ese momento y, como es habitual, se desplegaron las mascarillas de oxígeno para los pasajeros y la tripulación de la aeronave comenzó el rápido descenso coordinado con el centro ATC que tenía asignada su área. Volando a una altura de 11.887m, la aeronave empezó a descender durante un periodo de 20 minutos hasta estabilizarse en una altitud de 1836m. Es decir, durante 20 minutos la aeronave descendió una altitud de 10.051m a un ratio de descenso medio de 502.55 m/minuto o 1650ft/min. Esto no es absolutamente nada fuera de lo habitual. 

Puede que en algún momento del descenso la aeronave haya bajado a una velocidad vertical superior a la habitual, sin superar nunca los 3000ft/m, pero no es ni mucho menos "una caída en picado". 

Por su parte, la aerolínea ya ha emitido un comunicado explicando lo sucedido y pidiendo disculpas a los pasajeros que se hayan visto afectados. Porque, aunque no ocurre que todos los días una aeronave tenga problemas de presurización, si se da de vez en cuando, pero precisamente para casos como estos las tripulaciones están entrenadas y los aviones están equipados con los sistemas de seguridad necesarios. Por desgracia, en estos casos, lo que se hace "viral" son las noticias de los medios generales que poco suelen saber de aviación y siembran un caos innecesario e irreal.

El avión aterrizó sin mayor novedad en Fort Lauderdale sin declarar emergencia.  

Comentarios