American Airlines está preparando la vuelta al servicio del B737MAX

El pasado 13 de marzo, el Boieng B737MAX se quedaba en tierra a nivel mundial por orden de los diferentes países y sus reguladores, que decidían que no era seguro tras haber sufrido dos accidentes aéreos en menos de seis meses, que se saldaban con más de 300 víctimas mortales.

Después de casi 7 frenéticos meses, parece que Boeing está a punto de solucionar el problema que ha dejado en tierra a este modelo: el famoso MCAS. Aparte del reto logístico que supone para Boeing la vuelta al servicio de más de 600 unidades del modelo (tema del que hablaremos en otro post), para cada aerolínea también supone un reto importante dado que ahora hay que recuperar aviones que llevan parados más de medio año.

Por su parte, American Airlines tenía sus 24 B737MAX almacenados en el aeropuerto de Roswell, en Nuevo México. En un principio, la aerolínea sólo tenía 10 unidades en este aeropuerto, pero debido a los altos costes de aparcamiento en el aeropuerto de Tulsa, Oklahoma, la aerolínea ha ido llevando paulatinamente sus aparatos al aeropuerto de Nuevo México. 

Ahora, la aerolínea los está llevando de vuelta. Hoy mismo ha sido trasladado en vuelo ferry el N335RT y, que se sepa, ya es el tercero que ha sido trasladado. La razón es muy sencilla: Tulsa es un centro logístico y de mantenimiento clave para American Airlines, donde los aviones pueden recibir la atención necesaria para la vuelta al servicio comercial. Así, los TMA pueden brindar a las aeronaves el mantenimiento apropiado después de estar más de medio año en tierra así como instalar y adecuar el avión a la nueva y tan esperada actualización del software del MCAS. 

Veremos si otras aerolíneas siguen su ejemplo en los próximos días.


Comentarios