Boeing no instaló un sistema de seguridad en el B737MAX para reducir costes

La investigación sobre los dos accidentes mortales sufridos por el B737MAX sigue su curso en el Congreso y en el Senado de los Estados Unidos. La comisión especial creada en el Congreso sigue investigando lo sucedido mientras revisa cientos de miles de folios provenientes de Boeing: desde informes a e-mails.

Ahora, la Comisión del Congreso está buscando una documentación relacionada con una queja formal efectuada por un empleado de la compañía 7 semanas después del segundo accidente, donde le recrimina a Boeing el haber recortado en seguridad en pro de cumplir los plazos y reducir los costes.

Este ingeniero informó a Boeing de que el sistema MCAS no era suficiente para garantizar la seguridad de la aeronave y que instalando un software complementario no se habrían producido los accidentes. Esta persona está siendo buscada por el Congreso para acudir a declarar antes de que el CEO de Boeing acuda a la cámara el próximo día 30 de octubre, como parte de la investigación criminal llevada a cabo por el Congreso y el Senado y encabezada por el FBI. 

Comentarios