Hong Kong Airlines ofrece a sus pilotos extranjeros "dejar la compañía"

Las protestas que vienen teniendo lugar en Hong Kong casi a diario desde hace varios meses han afectado mucho a la economía local y, las aerolíneas, no están al margen de ese problema.

Hong Kong Airlines cuenta con una flota de 39 aviones de los cuales todos exceptuando los 12 A320 son de largo radio. Para situarnos en contexto, hay que entender que Hong Kong es un mercado altamente competitivo, tanto por la cantidad de aerolíneas extranjeras que vuelan ahí como por las locales, que luchan entre ellas por un hueco en el mercado.

Debido a las continúas cancelaciones y retrasos de los últimos meses, la dirección de la aerolínea ha decidido que lo mejor para salvaguardar los intereses de la misma y el futuro de la compañía es hacer un serio recorte de rutas y de aviones. La última (y muy importante) ruta que han eliminado ha sido San Francisco y han reducido frecuencias a Los Ángeles de diario a 3 veces por semana.

Ante esta reducción de oferta, la aerolínea ha decidido devolver 11 de sus aviones para ajustar la flota a las necesidades de la compañía. Sin ir más lejos, la semana pasada llegaban a Toulouse dos Airbus A350-900 para ser almacenados, aunque es probable que acaben en la flota de South African Airways junto con otra unidad recién salida de la cadena de montaje que debía recibir Hong Kong Airlines pero que finalmente no será así. 

Para ajustar el tamaño de la plantilla, la aerolínea ha ofrecido a sus pilotos extranjeros abandonar la compañía sin ningún recargo o penalización. Les ofrece irse sin tener que pagar la penalización por abandonar la compañía antes del tiempo mínimo acordado así como también les exhime de pagar por las habilitaciones de tipo que hayan podido recibir.

Aunque en un principio parece que estas medidas podrían ser temporales, hasta que pase el revuelo social en Hong Kong, el máximo directivo de la aviación civil ha reconocido que la situación en Hong Kong Airlines es incierta y que, en el mejor de los casos, podría acabar siendo una aerolínea regional. 

Comentarios