La asociación de ingenieros de Qantas insta a la aerolínea a dejar en tierra todos los B737NG

Ayer por la noche os contábamos en este artículo que Qantas había descubierto fisuras en uno de sus 75 Boeing B737-800 NG. Durante la noche prosiguieron las inspecciones a 33 de sus aviones que se encontraban en la franja señalada por la FAA para las inspecciones dentro de los próximos 1000 ciclos de vuelo, lo que para Qantas equivaldría a unos 7 meses de operaciones.
Foto: USA Today. 

No obstante, la aerolínea precisó que dichas inspecciones se completarían antes del lunes para incrementar la seguridad de sus aparatos y viajeros. En una de esas inspecciones la pasada madrugada, se encontraron más fisuras en una unidad que se acercaba a los 27.000 ciclos, muy por debajo de los 33.000 que señalaba la FAA como "zona de especial atención". 

Debido a este descubrimiento, la Asociación de Ingenieros con Licencia de Australia o ALAEA, instó a la aerolínea a dejar en tierra de forma inmediata y urgente a toda la flota de Boeing B737-800 de la aerolínea, que es la encargada de cubrir la inmensa mayoría de los vuelos de corto y medio alcance de Qantas. 

No obstante, desde la compañías señalan que esto no es necesario, dado que una de las unidades en las que han sido descubiertas las fisuras ya está en tierra debido a un mantenimiento programado previamente y la segunda unidad se quedará en tierra hasta su reparación, pero el resto de aviones no presentan ningún problema. También han señalado que cumplirán la AD de la FAA muchos meses antes de la fecha límite. 

Por su parte la FAA y Boeing ya han sido informados y han confirmado que hay unos 75 aviones en todo el mundo afectados por este problema, de las casi 2000 unidades inspeccionadas. La mayoría están en los Estados Unidos. La reparación cuesta cerca de 300.000 dólares y lleva de una a dos semanas realizarla. 

Comentarios