La flota de Air Panamá se queda en tierra por deficiencias en el mantenimiento

El pasado sábado un Fokker 50 de Air Panamá tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia por continuas variaciones del par motor, lo que provocó vibraciones en el vuelo.

A priori no es más que un defecto mecánico leve que puede ocurrirle a cualquier avión en pleno vuelo pero este era, de hecho, el quinto incidente en vuelo que ocurría en dos aviones de la compañía panameña. Actualmente, esta pequeña aerolínea cuenta con una flota formada por once aviones: 5 Fokker 50 y 6 Fokker 60, con una edad media de casi 30 años.

Foto: ATP
Por eso, la Autoridad Aeronáutica Civil de Panamá decidió dejar en tierra a toda la flota de la compañía de manera inmediata el pasado sábado. Tras unas exhaustivas inspecciones por parte de la AAC y los TMAs de la compañía, a última hora del sábado se permitió la vuelta al servicio de una de las aeronaves para intentar minimizar los daños ocasionados a los más de 500 pasajeros que se han visto afectados. El avión realizó algunos vuelos internos. 

A lo largo del domingo, se permitió la vuelta al servicio de otra aeronave, mientras el resto siguen esperando la inspección de las autoridades previa a su vuelta al servicio.

Comentarios