Qantas inspeccionará exhaustivamente la mitad de su flota de B737NG

La aerolínea australiana ha anunciado que en las revisiones llevadas a cabo en cumplimiento de la AD de la FAA sobre el Boeing B737 Next Generation o NG, ha encontrado fisuras en las uniones de las alas conocidas como "pickle forks" de uno de sus aviones. 

En concreto, la unidad afectada, es un B737-800 NG que se encontraba en un mantenimiento rutinario. El avión llevaba hasta el momento casi 26.800 ciclos, fuera del grupo "urgente" que dictaminó la FAA, que incluía a aquellos aviones que superaban los 30.000 ciclos. No obstante, aquellos aviones que tengan entre 22.600 ciclos hasta los 29.999, están obligados a pasar una revisión antes de cumplir 1.000 ciclos más, que es el caso de esta aeronave. 

Como medida adicional, Qantas ha decidido inspeccionar de manera más exhaustiva 33 de sus 75 unidades con el fin de asegurarse de detectar los posibles fallos. De momento ningún avión australiano se ha visto forzado a quedarse en tierra por este problema, dado que Virgin Australia no ha encontrado ninguna fisura. No es así el caso de varios aviones con registro estadounidense que se han quedado en tierra hasta las reparaciones oportunas. 

Otras unidades del resto del mundo están pendiente de verificación, aunque de momento sólo se tiene constancia de 9 unidades declaradas AOG en Corea del Sur.

Comentarios