Una actualización de software es la responsable de los fallos de los motores del A220

Según ha revelado hoy Reuters, la conclusión a la que han llegado al NTSB norteamericana que investiga los fallos de los motores del A220 en cooperación con la BEA francesa es que los recientes fallos sufridos por los A220 de Swiss pueden deberse a una actualización del software que se instaló a principios de año. 

Swiss ha sufrido tres incidentes serios con sus A220 en los últimos meses, incluída una explosión en pleno vuelo que dispersó piezas del motor cerca de una población francesa. Poco después de este serio incidente, se producía el aterrizaje de emergencia en París de otra unidad, lo que provocó que la aerolínea suiza dejara en tierra toda su flota de Airbus A220 para hacer comprobaciones. La mayoría de los aviones, sin embargo, volvieron al servicio comercial ese mismo día. 

Sin embargo, la BEA francesa y la NTSB se pusieron manos a la obra a investigar las piezas encontradas hasta el momento y los datos de estos vuelos. La conclusión es que una actualización del software ha provocado que los motores se comporten de una manera anormal, hasta tal punto que el software permite unas vibraciones que resultan destructivas para el motor de la aeronave. 

No obstante, la BEA no quiere descartar del todo la posibilidad del fallo del material, por tanto, ha hecho un llamamiento para que 150 voluntarios se sumen a la búsqueda de una pequeña pieza de titanio que aún no ha sido localizada en Francia, proveniente del último fallo incontrolado de un motor de un A220, que perforó un agujero en la carcasa del motor. Con el análisis de esta pieza podría determinarse su hubiera algún defecto de fabricación o del material en sí.

Además y, como medida preventiva, se ha impuesto a los pilotos de Swiss un límite del 95% de la potencia por encima de los 29.000 pies, es decir, no podrán aplicar más de ese límite de potencia una vez superen FL290. Esta es una configuración muy exigente sólo solicitada y utilizada por los pilotos de la aerolínea suiza, que son los únicos que han tenido este problema. 

Mientras tanto el fabricante del motor, Pratt & Whitney, ya se encuentra investigando la actualización sospechosa y ha dicho que una solución temporal podría estar lista para el primer trimestre de 2020.

Comentarios