Boeing tardará hasta dos años en entregar los B737MAX parados

Según los reguladores y el propio fabricante, la vuelta del B737MAX al servicio está cada día más cerca, aunque aún no hay una fecha concreta, se baraja la vuelta al servicio del MAX para finales de 2019 en los Estados Unidos y para el primer trimestre de 2020 en Europa.

Esto conlleva uno de los retos logísticos más complejos y grandes a los que cualquier compañía se haya enfrentado jamás. En el momento de su puesta en tierra en marzo, había 350 unidades entregadas a compañías aéreas de todo el mundo. Pero, desde entonces, Boeing no ha parado de fabricar aviones aunque, eso sí, a un ritmo inferior al que lo venía haciendo. El fabricante bajó la tasa de producción de 52 aviones al mes a "sólo" 42. Es decir, que desde que el B737MAX fué puesto en tierra se han fabricado al menos 350 aviones, que podrían ser más de 400 e incluso 500 si se retrasa la vuelta al servicio. 

Una vez obtenga de nuevo el certificado de aeronavegabilidad, Boeing priorizará las entregas de los aviones que ya operaban las aerolíneas, con el fin de reducir los costes lo máximo posible, por lo que en el momento de retomar todas las entregas al máximo ritmo posible, el fabricante puede encontrarse con que tiene cerca de 1000 aviones en stock, dado que la producción del bimotor no sólo no parará, sino que se incrementará paulatinamente de nuevo a 52 unidades al mes e incluso más, si todo va bien.

Por su parte, Boeing ya ha contratado a muchos ingenieros, técnicos de sistemas, expertos en sistemas eléctricos y TMA para agilizar la vuelta de los aviones, que se prevé que sea uno de los mayores retos logísticos jamás afrontados por una compañía a nivel mundial. A pleno funcionamiento, Boeing confía en entregar hasta 70 aviones al mes, ya sean los almacenados en Renton, Moses Lake o Victorville o unidades directamente salidas de la fábrica.

Comentarios