El primer GE9X reparado por General Electric para el B777X....dañado durante el traslado

A principios de año, Boeing anunció que tendría que postponer el primer vuelo del nuevo Boeing B777X por unos problemas en la calidad de los motores, tal y como os hemos contado en este artículo.

Los 18 motores que General Electric le había entregado a Boeing fueron llevados urgentemente a Peeble, en Ohio, para las reparaciones oportunas y para sustituir las piezas dañadas por otras fabricadas con un compuesto más resistente. Tras varios meses, General Electric por fin tenía listas 3 unidades para mandar de vuelta a Boeing, siendo dos motores instalados en el primer B777X de pruebas y la unidad restante para los otros aviones ya fabricados. Este traslado sólo puede hacerse en avión de forma segura, dado que el GE9X es el motor con mayor diámetro del mundo con 339cm de diámetro. 

Dado que los 4 Boeing B747 Dreamlifter están ocupados transportando piezas para los B787 y B737MAX principalmente desde Europa y Japón, la opción más elegida por Boeing desde hace años es alquilar los AN-124 de Volga Dnepr, una empresa rusa especializada en cargas pesadas y de gran volumen. En el primer vuelo se cargaron las 3 unidades que iban a ser devueltas a Everett. Pero, durante el vuelo y por alguna razón que aún no ha sido desvelada, el avión tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia, resultando dañado uno de los motores. 

El pasado 4 de noviembre, Volga solicitó permiso a la FAA para volver a Peeble con los motores, pero este fué denegado tras acordar GE y Boeing que la unidad dañada podría ser reparada en Everett, por lo que no hacía falta el traslado. Un GE9X ya ha sido montado en el primer avión de pruebas y el otro está siendo sometido a reparación. Parece que este contratiempo no ha afectado en exceso los planes de Boeing y la fecha para el primer vuelo se mantiene para principios de 2020. 

Comentarios