Encontrados fragmentos del motor del A220 de Swiss

El pasado 20 de agosto conocíamos el que quizás ha sido el incidente más serio de la larga lista de problemas de los motores del A220. Sobrevolando el este de Francia, un A220 de la compañía aérea Swiss perdió parte del motor tras una explosión violenta y repentina, tal y como hemos contado en este artículo.


Parte de esos fragmentos cayeron al suelo, en una zona rural poco poblada y bastante boscosa, por lo que recuperar esos pequeños pedazos era como buscar, literalmente, una aguja en un pajar.

Sin rendirse, la BEA francesa solicitó a través de los medios de comunicación la colaboración ciudadana y que, si alguien encontraba algún pedazo, se pusiera en contacto urgentemente con las autoridades pertinentes. Habiendo pasado algunos meses sin ninguna noticia, la agencia francesa decidió organizar una gran batida por la zona del incidente en busca de esos pedazos que podrían ser clave para aclarar los fallos de los motores Pratt & Whitney. 

Ayer, 40 agentes de la BEA, 85 agentes del Instituto Geográfico Francés y 65 voluntarios organizaron una gran batida por la zona que ha dado resultados positivos. Se han conseguido localizar dos de los álabes del motor, que ya han sido recuperados y trasladados a las instalaciones de la BEA para su investigación en colaboración con PW y la FAA, dado que PW es un fabricante norteamericano.

Tanto el fabricante como ambas agencias confían en poder averiguar que ha ocurrido en el momento del vuelo analizando las piezas, principalmente en busca de señales de fatiga de los materiales o defectos de fabricación, aunque los últimos indicios apuntan que no es el caso y que podría deberse a un problema de software.

Fotos: BEA

Comentarios