La FAA permite que pilotos diabéticos vuelen aviones comerciales

Este es un paso histórico para miles de personas que ahora podrán ejercer profesionalmente como pilotos comerciales de línea aérea, ya sea de pasajeros o carga. 

En 1996 se daba un primer paso cuando se reconocía el derecho de personas diabéticas que estaban en tratamiento con insulina de poder pilotar aviones aunque, eso sí, únicamente aviones privados o aviones ejecutivos siempre que fueran vuelos privados. Desde entonces, diferentes asociaciones de pilotos de los EEUU y de propietarios de aviones han reclamado tanto directamente a la FAA como por vía judicial la modificación de esta normativa. 

Ahora, el regulador reconoce que con los avances médicos y, sobre todo, de monitorización de las constantes de azúcar de las personas, es posible que puedan optar a un certificado médico de primera o segunda clase, necesarios para el desempeño de la actividad de piloto comercial.

Aunque aún faltan algunos pasos que dar, parece que el regulador podría anunciar el proyecto definitivo próximamente que, casi seguro, incluirá en uno de sus apartados la obligatoriedad de que la persona con diabetes esté siempre acompañada por otra persona en cabina, protocolo que ya existe en otras situaciones actuales.

Comentarios