De Ámsterdam a Ámsterdam en 11 horas

Es la curiosa historia que vivieron los pasajeros del vuelo KL685 del pasado jueves día 29 de noviembre. El avión, un B747-400 combi con matrícula PH-BFT despegó desde Ámsterdam con destino a la Ciudad de México, pero regresó a Ámsterdam.
Foto: FR24
Cuando el avión se encontraba sobre Nuevo Brunswick, aproximadamente unas 5 horas y media después del despegue, dió media vuelta y regresó a Ámsterdam, en Holanda. La razón es que cuando el avión se encontraba sobrevolando la costa este de Canadá, recibieron un NOTAM avisando del cierre parcial del espacio aéreo que rodeaba el volcán Popocatepetl, en México. Esto imposibilitaba la llegada del avión a su destino con lo cual había dos opciones posibles: desviarse a algún aeropuerto cercano pero a la vez lejos de las cenizas del volcán, muy peligrosas para los motores, o volver a Ámsterdam. Y esto último fué lo que hicieron los pilotos, dado que era la mejor opción para todos.

Los pilotos tuvieron en cuenta todas las circunstancias que se podían dar una vez el avión aterrizara. Si el B747 hubiera tomado tierra en Canadá o en Estados Unidos, no hubiera servido de mucho dado que los pasajeros tendrían que haberse quedado bloqueados en el avión debido a que probablemente no disponían de las visas necesarias para pasar al territorio nacional del país donde hubieran aterrizado. Si los pasajeros no pueden bajar del avión, este no puede volver a volar, por lo cual se quedaría un avión en tierra que la aerolínea podría necesitar para evitar demoras o cancelaciones en su planificación de vuelos.

Además, esta aeronave es un B747-400 Combi, es decir, dispone de asientos en la parte delantera del avión y de un compartimento de carga en la trasera. En ese compartimento de carga, el avión llevaba una importante carga de caballos vivos,que podrían haber tenido serios problemas si hubieran aterrizado en otro lugar que no fuera México, dado que su documentación estaba preparada para las autoridades mexicanas. 

Por eso, la mejor opción fué hacer otras 5.5 horas de vuelo hasta Ámsterdam. Los pasajeros fueron alojados en las cercanías del aeropuerto y la aerolínea les proveerá otro vuelo en cuanto sea posible. Esta situación no es algo raro ni tampoco algo fuera de lo común, suele darse cada cierto tiempo, aunque no deja de ser curioso. 

Comentarios