Airbus condenada a pagar 4.000 millones de dólares por corrupción en todo el mundo

Hace pocos días, os desvelábamos que Airbus tendría que hacer frente a una multa histórica, pendiente de ratificación. Pues bien, el Departamento de Justicia de Estados Unidos, el Parquet Nacional Francés y la SFO británica acaban de ratificar la condena a Airbus, lo que incluye la imposición de 4.000 millones de dólares, la mayor multa impuesta jamás en el sector aeronáutico.

La condena ya es firme en los tribunales estadounidenses, dado que se considera probado que Airbus ha diseñado durante años un esquema global de corrupción masiva para pagar sobornos a personas relevantes para sus intereses en China y en muchos otros países del mundo, según el Adjunto del Fiscal General, Brian A. Benczkowski. Según la Fiscal Federal de los EEUU, Airbus admitió una campaña de corrupción de un año de duración en los EEUU, lo que le permitió, mediante sobornos, sacar e importar tecnología militar desde y hacia los Estados Unidos. 

No obstante, la división civil del fabricante tampoco se libra, dado que según el Tribunal, Airbus utilizó los sobornos y el fraude para las transacciones de aviones comerciales. Algunas de las causas pendientes contra algunas aerolíneas quedan en suspenso, mientras otras serán investigadas. 

Así mismo, el Tribunal admite que el soborno de funcionarios norteamericanos ha supuesto una amenaza para la seguridad nacional y la de los aliados de los EEUU por la adquisición de material militar y tecnología de esta índole a Airbus. 

Estados Unidos también ha identificado un colaborador en China que habría servido de puente entre Airbus y el Gobierno chino para la compra de aviones de Airbus. Cabe recordar que las aerolíneas chinas están controladas por el gobierno. Según los EEUU, los pagos los realizaba Airbus a una cuenta alojada en Hong Kong, dado que en China la corrupción está castigada, en la mayoría de los casos, con la pena de muerte. 

La aceptación de la condena supone que las investigaciones contra Airbus quedan en suspenso por un periodo de 3 años desde ahora, siempre y cuando la empresa cumpla con una serie de condiciones de buena práctica. No obstante, la condena no incluirá un investigador privado asignado que vigile el cumplimiento de las condiciones. 

De la multa impuesta, 2083 millones de euros irán a parar a las autoridades francesas, 526 millones de euros al Departamento de Justicia norteamericano, 9 millones de euros para el Departamento de Estado de los EEUU y  984 millones de euros a las autoridades británicas. A todo esto hay que sumar intereses y costas del juicio. 

Comentarios