Australia está utilizando aeronaves para alimentar a los animales afectados por los incendios

El departamento de Medio Ambiente y Patrimonio del estado de Nueva Gales del Sur, en Australia, está utilizando aviones y helicópteros para intentar paliar en la medida de lo posible las catastróficas consecuencias de los incendios que llevan más de un mes azotando sin piedad y sin control todo el país. Durante este incendio, se estima que cerca de 30 personas han perdido la vida, se ha quemado una superficie equivalente a la Comunidad Autónoma de Andalucía y, por desgracia, han fallecido más de 1.25 millones de animales, incluidas especies en peligro de extinción como los koalas y los wallabies o ualabíes. 

La operación, denominada como "Operation Rock Wallaby", consiste en lanzar comida fresca desde aviones pequeños o helicópteros para los animales que viven en las zonas afectadas así como en las zonas colindantes. En las zonas afectadas, todo está completamente quemado, por lo que no disponen de ningún tipo de comida. En las zonas colindantes a las llamas, los animales están fuera de su hábitat, con lo que se reduce la posibilidad de que encuentren comida. 

Por eso, se han lanzado más de 2200 kg de zanahorias y patatas frescas desde helicópteros y aviones. Además, la ONG WWF Australia está recaudando fondos para alquilar pequeños aviones con el objetivo de lanzar pienso a la zona. También se intenta hacer llegar agua potable, aunque esta es una tarea más complicada debido a que los caminos son inaccesibles y las altas temperaturas hacen que ésta se evapore rápidamente. 
Por otra parte, muchos voluntarios se están organizando para llevar alimentos e intentar rescatar al mayor número de fauna posible, en la que es ya una de las mayores catástrofes medioambientales de los últimos años. Quien quiera hacer una donación, puede efecuarla aquí

Fotos: Departamento de Medio Ambiente y Patrimonio de Nueva Gales del Sur.

Comentarios