El predecesor del Milagro del Hudson

Ayer se cumplieron 11 años del Milagro del Hudson, una gesta única que sorprende aún a día de hoy a pilotos de todo el mundo por la gran habilidad que demostró tener Sully a los mandos de su Airbus A320 mientras amerizaba en el río Hudson, en Nueva York.




Sin embargo, 7 años antes hubo un aterrizaje en un río muy parecido, aunque pasó mucho más desapercibido: se trata del vuelo 421 de Garuda Indonesia. El vuelo había salido desde el aeropuerto de Selaparang para operar el vuelo doméstico hacia Adisucipto. El avión, un Boeing B737-300 con matrícula PK-GWA había sido entregado en abril de 1989 directamente a la aerolínea, por lo que tenía poco más de 12 años en el momento del suceso y llevaba a bordo a 54 pasajeros y 6 miembros de la tripulación. 

Cuando el avión comenzó a descender hacia su destino tras un corto vuelo de algo más de 40 minutos, se encontró con una fuerte tormenta, típica de la zona. Tras valorar la información ofrecida por el radar meteorológico del avión, el piloto decidió que podría pasar entre dos grandes cúmulos tormentosos. Unos 90 segundos después de tomar esta decisión y mientras el avión descendía a través de los 19.000 pies, ambos motores sufrieron un fallo simultáneo y se apagaron. En ese momento el avión estaba atravesando un aguacero muy fuerte en el que también había un intenso granizo. Esto provocó que los motores sufrieran un fenómeno conocido en aviación como "flameout" o apagado de la llama, es decir, el avión ingiere tal cantidad de agua que es incapaz de seguir con la mezcla y combustión del aire y el combustible. 

Ambos pilotos intentaron volver a encender los motores hasta 3 veces, sin éxito. Después, intentaron encender el APU (Auxiliar Power Unit) para tener algo de energía en el avión, también sin éxito. Una vez atravesaron la capa de nubes, ya por debajo de los 8000 pies, los pilotos divisaron el río Begawan Solo y decidieron aterrizar en él ante la imposibilidad de hacerlo en otro sitio, dado que todo estaba cubierto por una densa capa de flora. 

Mientras la aeronave seguía planeando, decidieron que el aterrizaje sería sin las ruedas y sin los flaps, para evitar posibles riesgos de choques y roturas del avión, aterrizarían con el avión limpio, sobre su propio fuselaje. En el último momento, el piloto levantó el morro del avión para tocar en el lecho poco profundo del río con la parte trasera del mismo, lo cual fué un éxito dado que el avión paró en escasos metros. 

Pero, el impacto inicial, provocó una abertura en el fuselaje trasero por el que fueron absorbidas dos TCP que se encontraban en los asientos del galley trasero, acabando en el río un poco por detrás del avión. Más tarde, una de esas TCP fallecería al sufrir heridas de mayor importancia. Además, hubo 13 heridos, todos de poca consideración excepto un pasajero que sufrió unas heridas más profundas. 

Los habitantes de las aldeas cercanas acudieron al rescate de las personas, que evacuaron el avión por las dos salidas de emergencia de la parte delantera derecha del avión. Una vez en tierra, el piloto pudo llamar al centro de operaciones con un teléfono e informar del accidente. Los servicios de rescate llegaron dos horas después al lugar de los hechos, mientras que los heridos que revestían mayor gravedad fueron trasladados en un automóvil al centro hospitalario más cercano.

La investigación posterior de la NTSC indonesia recalcó que el piloto no recibió el suficiente adiestramiento en cuanto al radar meteorológico se refería y que, de haberlo recibido, no se hubiera metido en medio de esa tormenta. No obstante, el fallo final del informe, fué que la cantidad de lluvia y hielo que azotó el avión superó con creces la capacidad de los motores de seguir funcionando mientras las palancas de gases estaban en idle. 

El avión fué dado de baja con 12.8 años por los severos daños que sufrió en su esrtuctura y fué desguazado. La aerolínea Garuda Indonesia impulsó proyectos para mejorar las comunicaciones con las aldeas más remotas del país, incluyendo el asfaltado de la carretera que llevaba al poblado donde ocurrió el accidente.

Comentarios