Spirit AeroSystems despedirá a 2800 empleados por la crisis del B737MAX

El principal proveedor de Boeing es la empresa con sede en Wichita, Kansas, que ha tenido que tomar esta medida por la suspensión temporal de la producción del Boeing B737MAX y ante la incertidumbre de cuándo se volverá a reanudar la producción.
Foto: Nick Oxford / Reuters

Spirit fabrica más del 70% de la estructura del avión B737MAX, además de otros componentes como las reversas o las cubiertas del motor y todo esto representa casi el 60% de ingresos de la compañía. Además, el fabricante también produce otras piezas para otros programas de Boeing, aunque en menor medida. ante la cancelación de la producción debido a la falta del certificado de aeronavegabilidad, la compañía se ha visto obligada a comunicar a 2800 de sus empleados un despido en forma de ERE para adecuar sus costes a la necesidad del mercado. Los primeros empleados comenzarán a abandonar la compañía el próximo 22 de enero.

Spirit además espera que cuando se reanude la producción del avión por parte de Boeing, esta sea mucho menos que la fabricación en 2019 (52 aviones al mes y a partir de junio 42 unidades). Esto no obstante, no significa que la producción sea reanudada inmediatamente dado que Spirit tiene listos más de 100 fuselajes para enviar por tren hasta las instalaciones de Boeing en Renton. 

Por su parte, la compañía recolocará en otros programas a tantos trabajadores como sea posible. Esta medida también afecta a sus plantas de Tulsa y McAlester, en Oklahoma. Aquellos empleados que abandonarán la empresa recibirán ayuda de Spirit para encontrar trabajo en otras empresas aeronáuticas además de la correspondiente indemnización. 

Comentarios