Un B737 de Ethiopian Airlines atraviesa un enjambre de langostas

El pasado 9 de enero, el Boeing B737-700 con matrícula ET-ALN (14.5 años) ha sufrido un impacto masivo contra un enjambre de langostas (una especie de saltamontes que se desplaza en grupos de millones o cientos de millones de individuos), que llevan causando verdaderos estragos en África (y ahora en Asia) ya desde el pasado mes de noviembre.

La aeronave se encontraba operando el vuelo ET363 entre la Ciudad de Yibuti (HDAM) en Yibuti, al noreste de Etiopía, y la ciudad etíope de Dire Dawa (HADR), un vuelo de poco más de media hora de duración real. Durante la aproximación final, la aeronave se encontró con un enorme enjambre de langostas migratorias, una de las especies más devastadoras con los cultivos que se da sobre todo en África y sur de Asia. Al principio, la aeronave impacto contra pocos ejemplares y siendo su tamaño no muy grande, la tripulación decidió continuar la aproximación. Poco después, los impactos se contaban por decenas, impactando los animales contra todas las superficies del avión incluyendo los motores.


La tripulación realizó un go around dado que la visibilidad en cabina se redujo prácticamente al mínimo, contando para la limpieza sólo con los limpiaparabrisas exteriores. Tras un segundo intento infructuoso, la tripulación solicitó desviarse a Adís Abeba, capital de Etiopía, donde aterrizó unos 34 minutos después.

El avión fué sometido a una profunda limpieza y a la inspección exhaustiva de daños, que por suerte no sufrió. Volvió al servicio comercial un día después.

Peor suerte han corrido 2 pilotos de la Unidad de Protección Fitosanitaria del Departamento Federal de Pakistán que iban hoy a bordo de un de Havilland Canadá DHC-2 Braver en una misión para fumigar precisamente este enjambre que se había desplazado rápidamente y había llegado ya al sur de Pakistán. Mientras fumigaban, un fallo técnico hizo que el avión se precipitara a tierra, falleciendo sus dos ocupantes.

Comentarios